Beneficios de la elíptica, a todos los niveles

Las bicicletas estáticas son una interesante máquina para practicar ejercicio. Pero los beneficios de la elíptica son todavía mayores que los que proporcionan las versiones clásicas, como veremos en las siguientes líneas. Hemos dividido estos beneficios en dos grandes bloques: los relacionados con el cuerpo y la salud, y los que tienen que ver con otras cuestiones de la vida cotidiana. ¡Esta herramienta se hará imprescindible en tu día a día!

Beneficios de la elíptica

Beneficios de la elíptica a nivel corporal

Hay una serie de evidentes beneficios de la elíptica a nivel corporal, especialmente si la comparamos con sus ‘hermanas’: la estática estándar y la de spinning. Estos son sus beneficios:

  • Propician un entrenamiento más completo, pues hace trabajar un mayor número de músculos. Especialmente, en el tren superior: gracias al movimiento de los remos, se ejercitan músculos como los bíceps, los deltoides, los tríceps y los pectorales. Y ello no se realiza en detrimento de los músculos del tren inferior, que también contribuyen con su carga de trabajo: cuádriceps, gemelos, glúteos…
  • La quema de calorías es muy elevada, gracias a lo mencionado en el anterior punto: su ejercicio aeróbico es muy completo, obligando a nuestro organismo a ‘echar mano’ rápidamente de las reservas de grasa para producir energía
  • Es ideal para tonificar la figura: a diferencia de otras máquinas de fuerza, donde se busca el aumento muscular, este ejercicio aeróbico moldea la línea, sin hipertrofia
  • Las articulaciones sufren menos que con una bici estática, pues el movimiento a realizar es más natural: es una elipsis que simula el gesto que adoptamos en carrera, a diferencia de la bicicleta normal, donde cada pedalada es un ‘golpe’ o ‘impacto’ no natural, que acaba dañando poco a poco las articulaciones
  • Es un ejercicio altamente desestresante, gracias a que es muy completo. La liberación de endorfinas, la llamada hormona de la felicidad, está estrechamente asociada al deporte, y con este ejercicio es especialmente evidente

Otros beneficios prácticos de esta bici

Más allá de los beneficios de la elíptica para la salud, que son muchos, hay otras ventajas de carácter práctico que convencen a numerosos usuarios. Por ejemplo, su facilidad de uso. Para utilizarla no hace falta tener una capacidad física privilegiada, pues no requiere de gran fuerza ni gran flexibilidad. Precisamente por ello y por lo mencionado en el anterior apartado, es una máquina ideal para principiantes y para personas mayores.

Además, se trata de una máquina más divertida que otras del gimnasio, en las cuales toda la atención del usuario ha de estar centrada en ejercicio a realizar. En cambio aquí, como sucede cuando salimos a correr o pasear, se puede escuchar música, ver la televisión o incluso charlar con el compañero de la bicicleta de al lado. De hecho, algunos modelos avanzados traen funcionalidades compatibles con smartphones y tablets, ahondando en la conectividad que tanto se demanda en la actualidad.

Otra de las ventajas de la bicicleta elíptica es que siempre va a estar ahí disponible para ti: el hecho de utilizarse en ambientes interiores, como gimnasios o tu propia casa, hará que no dependas de las condiciones climatológicas para utilizarla.

Y en lo que se refiere a la ropa a utilizar, no hará falta que emplees prendas especiales, como sí ocurre con otras máquinas: con la elíptica no necesitarás mallas de ciclista con culotte ni zapatillas con calas para pedales, y los guantes para proteger las palmas de las manos quedarán a tu elección, pues los remos de la máquina ya suelen ir acolchados. Por ello, en la web de Décimas encontrarás todos los artículos que necesitarás para entrenarte con la elíptica: camisetas transpirables, tops, mallas, zapatillas de fitness y un largo etcétera.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment