Técnicas del canicross

canicross

 

Salir a correr con los amigos es una actividad amena y entretenida para muchos. Y más aún si lo haces con ‘el mejor’: tu perro. El canicross es precisamente eso: la disciplina en la cual una persona hace ejercicio junto a su animal de compañía, unidos por una línea de tiro u otro sistema. En este artículo te contamos cuáles son las técnicas del canicross y algunos artículos de equipamiento que necesitarás para practicarlo.

Técnicas del canicross

Existen varias técnicas del canicross, aunque la más habitual y sencilla es la relacionada con el running. Es decir, el dueño o dueña del perro corre con su mascota, permaneciendo unidos por un sistema compuesto de un arnés especial y una línea de tiro. La regla básica en una competición de este tipo es que el corredor nunca puede rebasar a su perro, de modo que es el animal quien lleva la iniciativa en el tándem y marca el ritmo. Lo más habitual es que la carrera se realice por caminos o senderos de tierra, de ahí su nombre de ‘cross’, aunque también es habitual practicar este ejercicio en asfalto o entornos urbanos.

Existen otras modalidades o técnicas de canicross, con pequeñas o grandes variaciones. Por ejemplo, en invierno y sobre nieve. En este caso, el dueño del animal puede correr, como en la disciplina normal de este deporte, pero también pueden calzarse unos esquís y deslizarse tras él. Esta última versión tiene, por tanto, ciertas similitudes con el mushing, que se trata de la disciplina en la que un grupo de perros (entre 6 y 8)  tira de un trineo, a bordo del cual se sitúa guía o musher.

La última de estas técnicas de canicross es aquella en la que el guía emplea una bicicleta. Esta modalidad recibe el nombre de bikejoring y sigue las mismas normas básicas que el canicross, con la diferencia del sistema de unión entre perro y dueño, la forma de desplazamiento de este último y la posibilidad de que la bicicleta vaya tirada por dos perros.

 

Equipamiento del canicross

Una vez vistas las diferentes modalidades o técnicas de canicross, es más fácil entender el equipamiento utilizado en este deporte. Las dos variantes mencionadas (mushing y bikejoring) tienen mayores requerimientos de material, pues necesitan de trineos o bicicletas de montaña para su práctica, así como sistemas especiales de unión, como neckline y amortiguadores.

En cambio, en el canicross normal, el equipamiento es también más sencillo. Como sistema de unión se emplea una línea de tiro que combine elasticidad y firmeza para absorber los tirones del animal y, al mismo tiempo, aprovechar la potencia del perro en su carrera. El arnés canino es también fundamental en este deporte, pues debe permitir al animal correr con comodidad, sin daños ni riesgos de asfixia, repartiendo la presión hacia los laterales de su cuerpo. Para ello existen diferentes tallas o bien modelos regulables. El corredor, por su parte, debe dotarse de un cinturón especial, que también reparta la presión por la parte baja de la espalda sin dolor.

Y más allá de este sistema especializado, la buena noticia del canicross es que el corredor puede emplear prendas normales de running. Si la modalidad es por campo, podrá usar zapatillas de trail y si es por asfalto, empleará modelos normales con suela de dibujo menos marcado. Mallas, camiseta transpirable y otros accesorios de libre elección (cintas de pelo para evitar sudor, brazaletes para teléfono móvil, medias de compresión, etc.) serán suficientes para salir a correr con tu perro.

Y para esto último, ¡date una vuelta por nuestra web y elige tus artículos favoritos!

Be Sociable, Share!

Leave a Comment