Carrera de la Mujer 2016

Un año más se celebra en Madrid la multitudinaria carrera de la Mujer 2016. 32000 dorsales vendidos hicieron que las calles estuvieran llenas de camisetas rosas a pesar de la lluvia insistente. Es una de las carreras que menos espíritu competitivo tiene ya que la motivación principal es animar a las mujeres a realizar algún tipo de actividad física a la vez que se colabora con causas solidarias muy relacionadas con la mujer. Todo esto con un ambiente más que festivo. A mi me pareció un escenario ideal para probar mi nuevo conjunto running Tenth de mallascamiseta y top, aunque iba a quedar pasado por agua.

Carrera de la Mujer 2016

Nada más salir del metro se pudo comprobar que la lluvia no había amedrentado a muchas chicas ya que por más que intentamos avanzar por la jungla de paraguas (¡jamás había visto tantos paraguas en una carrera!) nos quedamos muy atrás en la salida. De hecho, ni siquiera nos enteramos del pistoletazo de salida e hicimos varias «salidas en falso» hasta que empezamos a correr. Muy despacio, eso sí, y esquivando a mucha gente que iba a hacer el recorrido andando. La carrera tiene un trazado precioso por el centro de Madrid, comienza bajando por Princesa hasta Plaza de España para enfilar Gran Via. Una vez allí, al abrirse la calle y tener más espacio podemos correr más a nuestro ritmo, aún con el chaparrón que nos está cayendo. Aquí reparo en que, a pesar de ir empapada no tengo nada de frío, y como las mallas se adaptan muy bien al músculo y la camiseta es ajustada no me resultan nada incómodas. Se estrechan de nuevo las calles porque entramos en el km 0, la Puerta del Sol, y otra vez nos volvemos a apelotonar, más aún sabiendo que nos encontramos con el avituallamiento. Nos ralentizamos tanto que empiezo a notar frío en los pies totalmente calados. Pero es un auténtico lujo poder pasar por aquí corriendo.

Ya solo nos queda el tramo final, el más durillo, ya que nos encontramos con que tenemos que recuperar el desnivel que hemos ido bajando toda la carrera. Y si es un lujo pasar por Sol, os podéis hacer una idea de lo bonito que es pasar por la Almudena y el Palacio Real. ¡Hay que resistirse a pararse para hacer una foto! Nos lo tomamos con calma, vamos charlando y disfrutando del ambiente, hemos decidido que no es un día para hacer marca, sino para pasárnoslo bien. Además, no solo estaba probando ropa, también me había llevado la riñonera TENTH, ¡y qué agradable sorpresa! A mi me resulta muy incómodo llevar cualquier cosa a la cintura, y eso incluye dorsal (por no hablar de que ya he destrozado más de una camiseta con los imperdibles con los que se sujeta). Pero en cambio, esta riñonera tiene forma de cinturón, es lo suficientemente elástica para que no moleste, pero no demasiado, por lo que no se mueve nada. Es importante ajustársela bien y por encima de la cintura en mi caso, es tan cómoda que tuve que llevarme las manos a la espalda un par de veces para comprobar que lo llevaba puesto. Además tiene bastante capacidad, cabe perfectamente cualquier móvil de los nuevos, que son enormes, cabe incluso una botella de 33cl. Lo que es más importante, aún con la cantidad de agua que nos cayó, es totalmente impermeable. Y versátil, porque se me ocurrió enganchar el dorsal a la riñonera, ¡qué gran idea! No volveré a estropear una camiseta con los imperdibles, ¡ya tengo portadorsales!.

Ya vemos a lo lejos el Parque del Oeste, que es donde está la meta, un gran sitio para acabar cualquier carrera, porque no hay problemas de espacio y puedes entrar sin agobios y apenas esperar para el avituallamiento. A pesar de la lluvia aquello es una fiesta, en pocas carreras hay tanto ambiente, y eso que aún no ha llegado el grueso del pelotón.

v2

En cuanto a la equipación, acabé encantada. En DECIMAS han dado con la tecla en las mallas de esta temporada, tanto en fitting como en tejido. Son comodísimas, al ponerlas quedan como un guante y sujetan bien el músculo sin apretar. Cuando pegue bien el sol en verano, con lo calurosa que soy, tendré que probarlas en esas condiciones, pero para este entretiempo son perfectas. El top es fantástico, con muy buena sujeción (eso sí, ¡es importante que escojáis bien la talla!), yo soy una enamorada de todos los tops de DECIMAS, además de ser bien bonitos son súper cómodos, y los uso en el día a día, no sólo para correr. En cuanto a la camiseta, me sorprendió mucho, al poco de subirnos al metro de vuelta a casa ¡ya la tenía prácticamente seca! Por no hablar de que es muy cómoda y en verano va a ser una delicia llevarla porque es muy fresquita. Además, como no lleva costuras me va a evitar un montón de rozaduras. Pero lo que sin duda va a ser un «must have» a partir de ahora para las carreras va a ser la riñonera.

Es bonito ver a tantas mujeres haciendo una actividad física, y aún más importante, pasándoselo bien con ello. Para muchas de ellas es su primera carrera, sus primeros pasitos corriendo mientras corren. Y a muchas les pasará como a mí, fue hace ya unos años, en una Carrera de la Mujer, en la que apenas pude correr sin ahogarme, donde me picó el gusanillo del Running y ahora ya me véis, no puedo vivir sin ello.

v3

Carrera de la Mujer 2016.

¿Quieres conocer mas de nuestra experta?

BIO: Soy una chica afortunada, mis dos pasiones en la vida se complementan, la repostería y el running. Corredora de 10k y media maratón, tengo la vista puesta en la ultradistancia. Objetivo: 100K Madrid-Segovia 2017.
Podéis seguir mis aventuras en Diario de una NeoRunner.

 

Be Sociable, Share!
Etiquetas:

2 comentarios

Leave a Comment