Qué comer antes de una carrera

La alimentación y el deporte deben ser actividades que van estrechamente relacionadas. Siempre hemos mantenido que una de las fórmulas para estar en forma, rebajar kilos de más o simplemente sentirse mejor con uno mismo y con su cuerpo se basa en esos dos factores. Estos nos ayudarán a llevar una vida sana y equilibrada, y deben ir en consonancia. Por ello, es importante conocer que debemos comer antes de una carrera.

La energía que vamos a utilizar durante una carrera no depende exclusivamente de la última comida, sino que es fruto de una dieta adecuada a nuestras necesidades y continuada a lo largo de varios días. Por ello, es importante aprender a comer de manera equilibrada sabiendo encontrar en la infinidad de alimentos de los que disponemos el nutriente que se necesita en cada momento. La alimentación debemos cuidarla día a día. Si únicamente modificamos nuestra dieta los días previos a una carrera o competición importante, pocos cambios nos va a aportar a nuestro organismo.

Una técnica adecuada para auto-concienciarnos de que se nuestro objetivo es alcanzable es adquirir el equipamiento. Para ello, precisaremos de la mejor ropa deportiva para hombre y ropa deportiva para mujer.

Tampoco nos podemos olvidar de lo esencial de unas zapatillas que nos sujeten bien el pie y que nos eviten lesiones que arruinen nuestro objetivo. Para ello, os aconsejamos las mejores zapatillas running hombre y zapatillas running mujer.

 

que comer antes de una carrera

 

¿Qué nutrientes debemos comer antes de una carrera?

Una alimentación equilibrada siempre es importante. Por ello, las opciones sobre qué comer antes de una carrera deben ser las siguientes:

  • Ser rica en carbohidratos (como la pasta), pero también la podemos complementar en grasas vegetales (frutos secos y/o proteínas).
  • Contener la vitamina C (kiwis, naranjas, manzanas, piña, etc.), considerado otro componente fundamental en la dieta.
  • Complementarse con miel, que actúa como sustituto de los dulces, además de aportar energía, potasio y fósforo.
  • Ingerir proteínas en función del esfuerzo que se haya realizado. Las mejores proteínas son la clara de huevo y el suero, aunque también es una buena elección la quinoa para comer antes de una carrera por su alto contenido en proteínas.
  • Beber agua, antes y después de entrenar es fundamental. Nos ayuda a evitar la deshidratación y mantener el rendimiento, sin que aparezca fatiga. Las bebidas isotónicas, por el contrario, permiten acelerar la recuperación y asimilar mejor el entrenamiento. Es por ello que se recomiendo su consumo durante o después del ejercicio físico, por su contenido en sales minerales.

Con todo lo mencionado anteriormente, lo que debes comer antes de una carrera todos los días son frutas, verduras y ensaladas, e ir intercalando cada día en la comida y cena un segundo plato de: arroz, pasta integral, pescados a la plancha, huevos, legumbres, carnes (aves y cortes magros) a la plancha. Y no te olvides de tomar 4 o 5 nueces, almendras o avellanas cada día. Si te preocupa ganar peso, basta con que elijas los alimentos más ligeros y ricos en nutrientes dentro de cada uno, por ejemplo, escoge carnes magras ricas en proteínas (pollo) en vez de carnes grasas, o aceite de oliva rico en grasas sanas en vez de mantequilla, o pasta integral rica en carbohidratos complejos, en vez de pasta normal.

Tampoco podemos olvidar el desayuno, considerado la comida más importante del día. Debe combinar carbohidratos con proteína, siendo lo habitual comer una naranja, un yogur con cereales, fruta natural, tostadas con mermelada o jamón york, y algunos frutos secos. Puedes tomarte un té con miel, un café, un zumo (mejor si es natural). Conveniente que empieces a beber uno o dos vasos de agua.

 

que comer antes de una carrera

 

Que comer antes de una carrera. Trucos y consejos

Enhorabuena si durante meses te has planificado de forma óptima sobre qué comer antes de una carrera. Sin embargo, si tu objetivo es una competición pero el día de la misma (o la noche anterior) lo haces mal, dicho factor puede arruinar tus expectativas de marcas. Por ello, y para que después de haberte cuidado correctamente durante varias semanas, no eches todo «a perder» en el último suspiro, te contamos una serie de consejos que te ayudarán en tu objetivo:

  • Nunca salgas a correr con el estómago lleno. Hay que dejar pasar 3 horas después de la comida más importante, el desayuno.
  • Evita comer antes de una carrera alimentos nuevos. Te puede fastidiar los meses de duro entrenamiento errores como desayunar abundantemente, si te tomas un café normalmente, o beber por primera vez una bebida energética durante la carrera.
  • Come carbohidratos equilibrados. Si te pasas comiendo grandes platos de pasta, los carbohidratos terminan por acumularse en forma de grasas, por lo que ganarás peso antes de la carrera (bueno para correr un maratón, malo para distancias cortas).
  • Evita sensaciones de hambre o debilidad. Antes de una carrera es necesario llenar los depósitos. No importa que ganes un kilo, porque lo vas aperder en cuanto salgas a correr.
  • Cuida tu flora intestinal. Para conseguirlo, toma dos o tres yogures naturales y sin azúcar cada día y haz la “prueba de la fabada”. Si puedes comerte un plato de fabes sin tener molestias durante las 4 o 5 horas de digestión, es que tu flora está a prueba de bombas.
  • Evita los alimentos azucarados. Las grandes cantidades de azúcares concentrados retrasan la digestión y pueden provocar diarreas, calambres o náuseas.

 

Con todo esto, esperamos una vez más haberte sido de ayuda, y que ahora tengas más claro qué nutrientes debes consumir para ir por el camino correcto sin inconvenientes. Y, por último, recuerda algo esencial… ¡Ser consistente es la clave del éxito!

 

Be Sociable, Share!
Etiquetas: , ,

Leave a Comment