Cómo adelgazar caminando

En los tiempos actuales, la vida sedentaria es cada vez más común y poco a poco las personas que tienen poca actividad física van acumulando kilos sin hacer nada para remediarlo. Sin embargo, si eres de esas personas que les cuesta mucho hacer deporte y quieres adelgazar, desde aquí te aseguramos que puedes adelgazar caminando con solo unos minutos al día.

Caminar es la actividad más sencilla y fácil de poner en práctica, convirtiéndose en un aliado excepcional para quemar calorías y perder peso. Mantenerse en forma, tonificar el cuerpo, y estimular la producción de endorfinas (esenciales para mantener el buen humor) son algunos de los beneficios que reporta un ejercicio tan sencillo y natural como andar. Además, caminar todos los días ayuda a prevenir enfermedades como la diabetes, la hipertensión arterial, la obesidad y los problemas de insuficiencia cardiaca.

Una técnica adecuada para autoconcienciarnos de que se puede adelgazar caminando es adquirir el equipamiento adecuado para empezar con el objetivo. Para ello, necesitaremos de la mejor ropa deportiva para hombre y ropa deportiva para mujer.

Tampoco nos podemos olvidar de lo esencial de unas zapatillas que nos sujeten bien el pie y que nos permitan andar por cualquier superficie. Para ello, os aconsejamos las mejores zapatillas running hombre y zapatillas running mujer.

 

caminar

 

Consejos para adelgazar caminando

Para mucha gente la idea de adelgazar caminando no es posible. Sin embargo, está demostrado que toda actividad física que sea constante y que se realice del modo adecuado, nos va a permitir convertir los glúcidos, las grasas y las proteínas en energía y no en reserva de grasa. Así pues, si llevamos una dieta adecuada y balanceada, lograremos quemar ese exceso de forma sencilla.

Caminar es un buen comienzo para lograr resultados satisfactorios sin poner en riesgo la salud. Para ello, desde aquí os contamos algunos consejos que os serán muy útiles para adelgazar caminando sin sobreesfuerzos físicos:

  • Caminar 30 minutos al día. Cuando no es posible hacerlo de seguido, también podemos caminar 10 minutos por la mañana y otros 10 por la noche, aunque es más efectivo no romper la rutina.
  • Tratar de caminar a una velocidad constante. 4 kilómetros/hora es una buena distancia y velocidad para empezar. Después de los primeros 3 meses de entrenamiento puedes aumentar a 6 kilómetros/hora.
  • Contar los pasos recorridos ayuda a mantener el peso bajo control. Para ello, esencial recurrir a la tecnología y hacernos con un podómetro.
  • Registrar los resultados obtenidos. Importante anotar el tiempo y el kilometraje recorrido para ir viendo los progresos cuando terminemos nuestra caminata.
  • Caminar cuesta arriba ayuda a quemar más calorías. Es obvio que se debe hacer un mayor esfuerzo físico en comparación con un paseo por un trayecto más llano. También es bueno para tonificar piernas y glúteos.
  • Estirar antes y después de la caminata. Fundamental para que los músculos y las articulaciones no sufran fatiga.
  • Un café antes de caminar. El consumo de cafeína y otros alimentos termogénicos en combinación con la actividad física puede ayudarte a quemar una mayor cantidad de calorías.
  • No caer en la monotonía. Si sientes que estás entrando en un bucle rutinario, siempre se puede cambiar el asfalto por la montaña de vez en cuando, salir con nuestro perro, quedar con amigos o caminar solos con nuestra música preferida.
  • La respiración debe ser abdominal. Recuerda que caminar es un ejercicio aeróbico. Nuestra sangre aporta oxígeno a los órganos y a los músculos que trabajan, y gracias a este combustible pueden quemar grasa y convertirla en energía.

 caminar

 

Beneficios de adelgazar caminando

Hacer ejercicio es fundamental para mejorar tu calidad de vida y prevenir enfermedades. Caminar es la forma de ejercitarse más sencilla y adecuada para todo tipo de personas, por lo que nunca debería estar fuera de tu agenda de hábitos saludables. Es por ello que os contamos los beneficios que encontramos al adelgazar caminando:

  • Quema mucha grasa. Si caminas entre 30 y 60 minutos a una velocidad que lleve tu ritmo cardíaco a un 60% o 70% de su capacidad, quemarás un 85% de calorías en forma de grasa. Por ello, tu objetivo de adelgazar caminando será más rápido y fácil.
  • Reduce el riesgo de infartos cardiacos, cáncer, diabetes y problemas de vejiga.
  • Es el ejercicio más económico posible.
  • Aumenta tus niveles de energía. Caminar aumenta la circulación y el suministro de oxígeno a cada célula del cuerpo, ayudando a que se sienta más alerta y vivo.
  • Permite ejercitarte a un paso constante y consistente, quemando grasas en el proceso.
  • Aumenta los niveles de bienestar. Hacer ejercicio regular, con una intensidad moderada es tan eficaz como los antidepresivos, ya que libera endorfinas en el torrente sanguíneo, lo que reduce el estrés y la ansiedad. Reunirse con amigos para caminar y hablar también es una excelente manera de desterrar sentimientos de aislamiento y soledad y te ayudará en tu objetivo de adelgazar caminando.
  • Salir a caminar ayuda a fortalecer y dar firmeza a muslos, piernas, pantorrillas, cuádriceps y tonificar los glúteos. Además, también tonifica los brazos y fortalece la espalda y los hombros.
  • Caminar a la luz del día incrementa los niveles de vitamina D del cuerpo (muy importante desde la salud de los huesos hasta la salud del sistema inmunitario).

 

Para terminar, queremos decirte algo para que el adelgazar caminando se te haga más ameno y el objetivo sea más fácil…En muchas ocasiones, los pasos pequeños en la dirección correcta son los que te llevan al éxito.
Be Sociable, Share!
Etiquetas: , ,

2 comentarios

  • Carlos
    14 junio, 2018 en 16:10

    No cabe la menor duda que la movilidad es una parte esencial para adelgazar, sin embargo yo le añadiría dentro de los consejos de realizar caminatas para adelgazar, caminar en momentos de oportunidad… es decir… si se tiene que ir a la tienda y puede ir caminando en lugar de ir en carro, no dude en ir a la tienda caminando, si tiene que subir a un quinto piso para llegar a su oficina, en lugar de utilizar el acensor, utilice mejor las escaleras, ya sea subiendo o bajando, pero que sea caminando. Todo esto favorecerá el proceso de adelgazamiento ya que se está manteniendo en movilidad ;).

  • Enrique
    15 octubre, 2018 en 8:41

    Una estrategia que funciona para adelgazar caminando, es utilizar un par de mancuernas pequeñas para así quemar una mayor cantidad de calorías, tomando en cuenta que también nos fortaleceremos muscularmente.

Leave a Comment