Cómo correr: las claves para hacerlo mejor

Para practicar running correctamente no basta con ponerse un pantalón corto y echarse a la calle a recorrer kilómetros. Conviene tener en cuenta una serie de claves para lograr buenos resultados en tus entrenamientos y en tus carreras. En este post te contamos algunos trucos sobre cómo correr mejor y alcanzar así tus objetivos: mejorar una marca personal, aumentar el kilometraje de tus sesiones y competiciones, evitar lesiones, etc.

como correr

1- Planifica

Salir a correr sin un objetivo claro ni una planificación para lograrlo es un gran error. Márcate una meta realista, elabora un calendario de sesiones detalladamente y analiza los progresos que vas alcanzando.

2- Descanso y alimentación

El descanso y la alimentación son dos factores que, si bien no influyen directamente en cómo correr, sí son determinantes en tu capacidad de resistencia y en tu estado general de salud.

3- Cómo correr más rápido

Tu planificación no solo debe prever un aumento progresivo del kilometraje y la duración de las sesiones. También debe incorporar ejercicios de velocidad y de fuerza, como correr series cortas pero de mayor intensidad o tonificar la musculatura del abdomen, el torso o los tríceps.

4- Cómo correr correctamente a nivel postural

Saber cómo correr con una postura adecuada es un aspecto fundamental no solo para mejorar tu rendimiento sino, sobre todo, para prevenir lesiones. Cada corredor tiene una fisonomía, una cadencia y una pisada diferentes, pero hay algunas pautas generales que pueden servir para todos. Por ejemplo, conviene evitar movimientos exagerados de los brazos y, al mismo tiempo, mantener los hombros lo más relajados posibles. También se recomienda mantener el tronco lo más recto posible, sin una inclinación exagerada hacia adelante o hacia atrás, pues ello genera presiones excesivas en determinadas zonas del cuerpo, como las rodillas o las lumbares. Por otro lado, es preferible no aterrizar violentamente en cada zancada, por lo que conviene no elevar demasiado los pies durante la carrera.

5- La importancia del terreno

Para rendir mejor, no solo cuenta el ‘cómo correr’ sino también el ‘dónde correr’. Y por norma general, cuanto menos asfalto, mejor. Supone otro factor fundamental para evitar lesiones y reducir los dolores, sobre todo articulares. Si participas en carreras urbanas sobre asfalto, no deberías prescindir de este terreno durante tus entrenamientos para poder adaptarte a las condiciones reales de carrera, pero compagínalo con la tierra para no sobrecargarte.

6- Diviértete mientras corres

Por supuesto, un buen estado de ánimo siempre ayudará a rendir mejor. Por ello, haz que tu sesión sea lo más agradable posible. ¡Se tiene que convertir en un momento de disfrute! Y esto se trata, en realidad, de algo subjetivo, pues cada runner tiene sus propios gustos personales, como correr escuchando música o entrenarse en compañía de amigos. El momento del día o de la semana también es clave para sentirse más a gusto: antes del trabajo para afrontar la jornada con más energía, el fin de semana para liberarse del estrés acumulado, etc.

7- Utiliza el equipamiento adecuado

Y por último, cómo no, conviene recordar que para correr bien has de contar con un equipamiento adecuado. Empezando, lógicamente, por las zapatillas. Eligelas según el terreno por el que corras (asfalto o tierra), según la amortiguación deseada (gel, EVA, aire, etc.) o según tu tipo de pisada (pronador neutro, supinador o sobrepronador) y cámbialas cuando ya hayas alcanzado el kilometraje máximo indicado por el fabricante (500 km, 700 km, etc.). Pero el resto de la indumentaria también merece tu atención: mallas que reduzcan el rozamiento en la entrepierna, cortavientos que protejan el torso y eviten el efecto vela, camisetas transpirables que reduzcan la sensación de humedad, etc.

Encuentra estos artículos en la web de Décimas y sigue todos nuestros consejos sobre cómo correr mejor. ¡Notarás la diferencia!

Be Sociable, Share!

Leave a Comment