Cómo usar las máquinas del gym

¿Has entrado al gimnasio y te ha abrumado la cantidad y variedad de máquinas de pesas, poleas y demás artilugios? ¿No sabes por dónde empezar tu sesión o te limitas a usar dos o tres modelos porque no sabes manejar el resto? No te preocupes, en este post te explicamos cómo usar 6 máquinas del gym y te damos algunos consejos que te ayudarán a sacarles el máximo partido dentro de tu rutina de entrenamiento.

cómo usar las máquinas del gym

Cómo usar 6 máquinas del gym

Dado que la variedad y la complejidad son amplias, a continuación nos limitamos a mostrarte cómo usar 6 máquinas de gym. Hemos elegido las más habituales y también las más sencillas para deportistas que, como tú, están comenzando.

  • Cinta de correr: conocida por todos, te recomendamos que aprendas de antemano cómo apagarla en caso de urgencia. Este consejo es aplicable para cualquier otra máquina. No la actives ni la desactives de manera brusca, sino de forma progresiva. Si tiene asas o barandillas, sírvete de ellas para el comienzo, el final o la reanudación de tu ejercicio
  • Bicicleta estática: otra muy sencilla, cuyo aspecto más importante es ajustar correctamente la altura del sillín y el manillar, en su caso. Esta altura ha de ser tal que no llegues a estirar completamente las piernas y no golpees las rodillas en el manillar. El punto de contacto e impulso del pie en el pedal debe ser el eje del metatarsiano. Si eliges esta máquina para el trabajo cardiovascular, una bici estática normal puede ser suficiente, pero si buscas el fortalecimiento muscular, opta por una de spinning
  • Bicicleta elíptica: una máquina aún más completa que la anterior, donde las articulaciones sufren menos. Has de regular la longitud de la zancada a tu paso natural. En este caso, el pie se coloca en el centro del pedal. Puedes mantener los remos firmes para una mayor comodidad o bien moverlos coordinadamente con el cuerpo para un trabajo más completo
  • Stepper: su postura y movimiento es parecido al de la elíptica. Simula la subida de escaleras, por lo que has de mantener las rodillas siempre paralelas y no seleccionar demasiado peso, pues castigaría en exceso tus articulaciones
  • Peck Deck: una de las máquinas que se trabajan en posición sentada, y la clave de su buen uso es adoptar la postura correcta. Ajusta la altura del asiento para que las rodillas formen un ángulo recto y tus brazos queden alineados con los hombros, manteniendo otro ángulo recto en los codos. Apoya firmemente la espalda y los pies en el suelo a una separación similar a la de los hombros, relaja éstos y comienza con un peso bajo que no te cueste mover. También has de llevar una respiración controlada y acompasada
  • Dorsalera: otra máquina para trabajar sentado, con una postura parecida a la anterior, pero sin apoyar la espalda, la cual has de mantener recta y firme. Por lo que respecta a los brazos, adopta una separación de manos en la barra de tal manera que cuando estén estirados formen una ‘V’ y cuando estén a la altura de los hombros formen ángulos rectos. Se puede llevar la barra por detrás de la cabeza, pero nunca por debajo de la línea de los hombros

Otros consejos para sacar el máximo partido a las máquinas

Es interesante mencionar otros consejos complementarios para saber cómo usar las máquinas del gym. Uno de ellos es en relación al calentamiento y al estiramiento: no debes comenzar desde cero con las máquinas, ni siquiera a un ritmo o peso bajo. Primero has de estirar los grupos musculares a trabajar y realizar un pequeño trabajo aeróbico a ser posible, además de hidratarte suficientemente.

Por lo que respecta al peso y las repeticiones, no tengas problema en hacerlo progresivamente, y comienza por valores muy asumibles por ti. Ten en cuenta que un ejercicio de exigencia media puede implicar 3-4 series con 10-15 repeticiones cada una, así que trata de llegar a ese valor con el paso del tiempo y sin prisas, pues de lo contrario pueden surgir las lesiones. Y recuerda que si te centras en mover peso, trabajarás desarrollo muscular, pero si priorizas las repeticiones con menos peso, obtendrás un resultado de tonificación.

Por último, en tu equipamiento deportivo apuesta por la comodidad a tu elección, ya sean prendas elásticas o amplias, pero no descuides la protección de algunas zonas que pueden sufrir más: palmas de manos, lumbares, articulaciones… Guantes, fajas, manoplas o rodilleras pueden ser buenas aliadas al respecto. Así que tras este repaso de cómo usar las máquinas del gym, puedes darte una vuelta por nuestra tienda de deporte online en busca de artículos para gimnasio.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment