Consejos para realizar carreras de montaña

Las carreras de montaña son, como su nombre indica, un tipo de carrera que se realiza tanto en baja, media o alta montaña. Esta modalidad deportiva tiene rasgos muy distintos a otros tipos de carrera, ya que por ejemplo, los deportistas no brillan tanto por su rapidez sino por su resistencia.

El desnivel de este tipo de carreras es importante, desde 1000 metros. Además, el terreno no está asfaltado y comprende senderos, pedregal, barrancos…

Para las carreras de montaña existe también un equipamiento especial, pues las condiciones no son las mismas que las habituales en carrera. También podemos darte algunos consejos si vas a lanzarte a la montaña.

Consejos para carreras de montaña

Carreras de montaña: consejos prácticos

El running en montaña satisface las ganas del runner de estar en contacto con la naturaleza y vivir una experiencia única, de autoconocimiento y superación. Cada vez son más los atrevidos que pasan a realizar carreras de este tipo, y por ello quizás viene bien algunos consejos para poder disfrutar de esta actividad al aire libre.

  • Hacer frente a los desniveles pronunciados

En las carreras de montaña nadie se salva de desniveles pronunciados. Algunos lo son tanto, que intentar pasarlos corriendo es imposible si no quieres dejarte la salud en ello. Te recomendamos que estos desniveles tan grandes los tomes con calma. Zancadas cortas y de poco impulso. Es normal tener que usar los brazos muchas veces para ayudarnos a mantener el equilibrio o tomar impulso.

Si el terreno es menos abrupto, pero igualmente pronunciado, como en el caso de prados con pendiente aguda, hacer zigzag pequeños nos ayudará a poder subir sin que sea tan duro.

Aunque sea una carrera, a veces es inevitable hacer recorridos caminando. O, en cualquier caso, combinando ambas técnicas. Si forzamos demasiado por no querer dejar de correr podremos desgastarnos y abandonar. Caminar con pasos largos puede ser la mejor opción.

  • Descensos imposibles, ¡posibles!

Este es el caso contrario, donde si el descenso es demasiado pronunciado cogeremos velocidad y la tecnicidad del terreno puede hacernos perder el equilibrio y caer. En las carreras de montaña es común encontrarnos con tramos de descenso abrupto.

Por ello, si el terreno no tiene demasiada dificultad y podemos realizarlo corriendo, un buen consejo es echar el cuerpo hacia atrás a la vez que aguantamos el equilibrio con los brazos y damos pasos cortos, de buen apoyo.

Si por el contrario la dificultad del terreno es demasiada para permitir coger velocidad (rocoso, con piedras o resbaladizo) no intentes bajar al mismo ritmo porque puedes sufrir lesiones graves. Apoyarnos y sujetarnos con ayuda de las manos hará que aseguremos el peso del cuerpo y mantengamos el equilibrio.

  • Ten en cuenta el clima

En las carreras de montaña el clima puede jugarnos una mala pasada, ya que es cambiante. Un día nublado y de frío que se despeje dará lugar a un intenso sol que, en altas cotas, incide directamente sobre nosotros. ¡Cuida la hidratación!

Además, el uso de protector solar es muy importante en la montaña.

  • Estudia primero el circuito

Antes de lanzarte a correr el circuito de las carreras de montaña, convendría que hayas podido estar algún otro día antes haciéndolo caminando y con calma. Así podrás hacerte una idea de qué te vas a encontrar, repartir tu esfuerzo durante la carrera y mentalizarte.

  • Principiantes: terrenos poco técnicos

Si vas a empezar a realizar carreras de montaña lo mejor será que marques un nivel adecuado a tu fondo. Aunque seas un gran “runner” en otro terreno todo cambiará en la montaña. La velocidad ya no será tan importante, la resistencia pasará a ser lo más importante. Además es posible que tu cuerpo no este acostumbrado a este tipo de terreno y necesite habituarse en cuanto a agilidad y reflejos.

como hacer carreras de montaña

Carreras de montaña: la equipación cambia

Empezando por las zapatillas, las carreras de montaña necesitan una equipación especial.

  • Zapatillas para carreras de montaña

El calzado de montaña de hombre y calzado de montaña de mujer deberá satisfacer los caprichos del terreno. Buen agarre y materiales más robustos. Y es que en la mayoría de casos, las zapatillas que utilizas para correr en otros terrenos urbanos no son recomendables para la montaña.

En ocasiones es normal que este tipo de zapatillas o botas tengan algo parecido a tacos en la suela.

  • No olvides el abrigo

Como adelantábamos antes, en las carreras de montaña el clima puede variar rápidamente, y el desnivel además favorece estos cambios. Algo de abrigo, aunque sea ligero, es más que recomendable.

Otros indispensables: gorra, gafas y mochila. Por supuesto, técnicas. Existen gafas especiales y mochilas que se ajustan al cuerpo y por tanto tampoco serán un estorbo. En ellas puedes llevar los distintos complementos así como utensilios que podrán hacerte falta.

 

Nuestro último consejo… Disfruta al 100% del aire puro, la sensación de libertad y la adrenalina. ¡Deja atrás el estrés y a por tu objetivo!

 

Be Sociable, Share!

1 comentario

  • Zapatillas de montaña
    22 marzo, 2017 en 16:32

    Yo siempre que me decido a realizar una carrera de montaña, me aseguro de llevar siempre el calzado o las zapatillas adecuadas para cada ocasión. Dependiendo de la intensidad del terreno, el clima del mismo, y muchos otros factores más, deberás decantarte por una u otra zapatilla.

Leave a Comment