Correr para adelgazar: Buenos hábitos

Si quieres perder peso, el running es sin duda una de las mejores decisiones que puedes tomar. Pero lo debes hacer de forma adecuada, siguiendo una serie de pautas y buenas prácticas. Por eso, en este artículo te damos algunos consejos interesantes sobre cómo correr para adelgazar. ¡Verás los resultados en poco tiempo!

correr para adelgazar

Duración de la carrera

Lógicamente, no es lo mismo correr 5 minutos que una hora. Si la carrera es corta, no se queman las suficientes calorías como para que se pierda peso. Por tanto, la pregunta es: ¿cuánto tiempo hay que correr para adelgazar? No hay una respuesta unánime, pero muchos expertos consideran que, al menos, 40 o 45 minutos.

Por otro lado, es interesante recordar que la quema de calorías no se produce solo mientras gastas tus zapatillas running, sino que el propio metabolismo humano también mantiene un nivel alto de gasto calórico inmediatamente después de finalizar la carrera. Y por ello, cuánto más larga sea la tirada, más tiempo se producirá esa quema de calorías post-entrenamiento.

Intensidad y rutina al correr para adelgazar

El otro factor principal para determinar cuándo se empieza a quemar calorías es la intensidad. A mayor intensidad, mayor gasto calórico. Por tanto, si la carrera es exigente, puede resultar suficiente una tirada corta de 20 minutos. También hay que tener en cuenta que nuestro organismo es muy ‘listo’ y si le acostumbramos a correr siempre la misma distancia y con la misma intensidad, terminará por acostumbrarse a ese esfuerzo y tenderá a reducir el gasto de calorías, haciendo más difícil la pérdida de grasa. Por tanto, es importante variar las rutinas a lo largo de la semana: ejercicios de resistencia con series de fuerza, etc.

Más allá de la carrera: el descanso

Además de lo comentado, es fundamental hacer hincapié en otros aspectos que van más allá del entrenamiento en sí. Por ejemplo, el descanso: dormir poco o mal y estar en una situación de estrés provocarán que nuestro organismo esté menos preparado para la quema de calorías y menos capacitado para grandes esfuerzos físicos.

Nutrición, elemento básico

Tan importante o más que el descanso es la alimentación. Al mismo tiempo sigues tu plan de correr para adelgazar, es fundamental cuidar la dieta. ¿De qué serviría cenar un menú abundante en grasas la noche posterior a un entrenamiento? Solo llevaría a recuperar las calorías quemadas unas horas antes. Muchos son los consejos que se pueden dar al respecto, pero algunos básicos son: comer cinco veces al día cantidades más moderadas de alimentos, optar por una dieta variada sin prescindir de ningún grupo de alimentos, huir de los productos precocinados y dar mayor importancia al desayuno, como indica el refrán: “desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo”.

Y además de todos estos consejos sobre correr para adelgazar, no olvides controlar tus progresos. Para ello, puedes visitar la báscula de forma regular, ya sea a diario o semanalmente. Pero lo importante es que sea siempre a la misma hora y en las mismas condiciones (misma hora, después de haber seguido la misma rutina de actividades, etc.), a ser posible desnudo.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment