¿Correr por la mañana o por la tarde?

Vamos a intentar responder una de las preguntas del millón para aquellos que practican running. Y es que si eres uno de ellos seguramente alguna vez te has preguntando si es mejor correr por la mañana o si, sin embargo, es mejor correr por la tarde.

Parece que nadie se pone de acuerdo, hay fieles defensores de la actividad matutina y otros, por el contrario, defienden que un entrenamiento por la tarde e incluso por la noche tiene mejores resultados.

Ahora que ya tienes unas buenas zapatillas de running de mujer o zapatillas running de hombre y empiezas a entrenar no sabes a qué hora del día te rendirá más el entrenamiento, ¿verdad? Te adelantamos que cada horario tiene ventajas y desventajas, por lo que para algunos quizás es mejor correr por la mañana y para otros a lo largo de la tarde.

El mejor horario para hacer ejercicio depende de varios factores, tanto aquellos que dependen del corredor como los ambientales y de entorno. Si quieres descubrir cuál es tu horario idóneo, ¡sigue leyendo!

Cuando es mejor correr por la mañana o por la noche

Antes de decidir si correr por la mañana o por la tarde…

Antes de entrar en las ventajas o desventajas que tiene cada horario y los beneficios extra que puede suponer dependiendo de nuestro objetivo, existen una serie de consideraciones a tener en cuenta:

  • Estación del año. La estación del año condiciona la temperatura. Si entrenas al aire libre es un factor a tener en cuenta. En verano con las altas temperaturas correr temprano por la mañana o a última hora de la tarde puede ser mejor opción para no dejar de rendir por el calor. En cambio, en invierno a primera hora de la mañana el frío puede ser para algunos un inconveniente.
  • Horario de comidas. Se debe dejar un tiempo prudencial desde la hora a la que se realiza la comida y la hora a la que se realiza el ejercicio. Por otro lado, si llevamos demasiadas horas sin comer tampoco rendiremos, pues nuestro cuerpo necesita energía.
  • Sentirse cómodo. Aunque parezca una obviedad, y lo es, el que nos sintamos cómodo con el horario elegido es fundamental. Y esto depende únicamente del gusto del corredor y cuándo tiene más energía y predisposición de entrenamiento.

Ventajas de correr por la mañana frente a correr por la tarde

Según estudios y opiniones de expertos, correr por la mañana tiene una serie de ventajas frente a correr por la tarde o por la noche. Dependerán del objetivo del entrenamiento.

  • Aumento de la masa muscular. Hay estudios que prueban que correr a primeras horas de la mañana aumenta la masa musculas en mayor medida que si lo hacemos por la tarde. La explicación está en las hormonas que intervienen.
  • Pérdida de grasa a consecuencia del frío. A primeras horas de la mañana, por lo general, la temperatura es inferior a la que hace por la tarde. A menor temperatura más calorías quemamos porque nuestro organismo trabaja para mantener nuestro cuerpo caliente.
  • Menor tasa de abandono. Durante el día surgen compromisos, planes y contratiempos, o simplemente cansancio acumulado. Todo esto hace que muchas veces no podamos salir a correr. Por ello correr por la mañana disminuye la tasa de abandono y te hace ser más constante.
  • Activa la mente. Hacer ejercicio, al contrario de lo que se suelen pensar, activa nuestro cuerpo y nuestra mente. Correr por la mañana hace que empecemos el día de mejor humor y con mucha más energía.
  • Mejor sueño. Correr por la tarde puede activarnos demasiado, haciendo que sea difícil conciliar el sueño. Sin embargo, si salimos a correr por la mañana ya habrá

Beneficios de correr por la mañana

Ventajas de correr por la tarde frente a correr por la mañana

Aunque correr por la mañana tiene muchas ventajas, correr por la tarde también tiene beneficios:

  • Aumento de la resistencia anaeróbica, flexibilidad, fuerza y velocidad. Según estudios correr por la tarde y por la noche favorece el entrenamiento específico de estas áreas. La explicación es que al correr por las mañanas nuestro flujo sanguíneo es menor, debido a que la temperatura corporal es más baja. Cuando entrenamos por las tardes, con mayor temperatura corporal los músculos están calientes y en general, estamos más flexibles.
  • Pérdida de grasa a consecuencia del metabolismo. En general por las tardes nuestro metabolismo empieza a disminuir. Saliendo a correr por la tarde en vez de salir a correr por la mañana aseguramos que lo reactivamos y seguimos quemando calorías lo que queda de día.
  • Menor número de lesiones. Como nuestro cuerpo está caliente después de realizar las distintas actividades durante el día es más difícil que tengamos una lesión.
  • Disminuye el estrés. Salir a correr por la tarde ayuda a aliviar el estrés que hemos acumulando durante el día.

¿Conclusión?

Como ves, cada una de las alternativas tiene cosas buenas frente a la otra.

En realidad, la mejora del rendimiento no es tan importante como para que cambies radicalmente el plan de entrenamiento que llevabas hasta ahora. De hecho, según los expertos la variación del rendimiento de correr por la mañana o por la tarde es del 1%. Por lo que al final lo que determina realmente este rendimiento eres tú.

Si te sientes más cómodo yendo a correr por las mañanas y aseguras así que no te dará pereza ir por la tarde estás en una buena opción. Sin embargo, si no eres de madrugar y por las tardes rindes bien es una buena oportunidad para que quemes el estrés acumulado durante el día. Recuerda tener presente que debes gestionar las comidas teniendo en cuenta el momento en el que entrenes y que contar con unas buenas zapatillas que protejan tus pies y eviten lesiones es fundamental.

Sea cual sea tu opción en Décimas, como siempre, te animamos a realizar ejercicio y ser constante. Marca un objetivo, ¡y ve a por él!

 

Be Sociable, Share!

Leave a Comment