Deporte en familia: por qué y cuáles

Practicar deporte en familia es una de las mejores actividades que se pueden hacer. Está llena de ventajas, como veremos más abajo, y se adapta a disciplinas muy variadas. Por ello, en este post te damos también algunas ideas sobre los deportes que puedes disfrutar en compañía de tus hijos, sobrinos, hermanos, etc.

deporte en familia

Por qué hacer deporte en familia: ventajas

En primer lugar, practicar deporte en familia es una forma de combatir el sedentarismo, de comprobar con tus propios ojos que tus hijos realizan una actividad sana. Cierto es que en el colegio y en el instituto tienen Educación Física, pero si lo que allí aprenden no tiene continuación en la vida cotidiana, de poco les servirá.

Ligado a esto está la educación en el ejemplo, que tiene consecuencias a largo plazo: si quieres que tus hijos sigan haciendo deporte en el futuro y no solo cuando están ante tus ojos, has de hacerles entender que el deporte es algo normal, que debe formar parte de nuestras vidas. Y para ello, nada mejor que predicar con el ejemplo: te deben ver practicarlo.

A nivel familiar, hacer deporte juntos es un magnífico acto de convivencia: practicar una actividad común estrechará lazos entre todos, tanto padres con hijos como entre cónyuges y hermanos.

Por supuesto, una gran ventaja es que se trata de una actividad divertida: no necesitarás convencer a tus hijos para salir a practicar deporte en familia, ¡se convencerán solos!. Solo tienes que elegir uno que les guste de verdad y sentirán que, en vez de ejercitarse, están llevando a cabo un auténtico juego.

Además de ser un hábito saludable, el deporte sirve para educar en valores. Y uno de ellos es la deportividad y la aceptación de la derrota. Con la mano izquierda que caracteriza a todo padre y a toda madre, se puede conseguir que todos venzan… y todos pierdan alguna vez. Precisamente para comprender que en la vida no siempre se gana y hay que saber gestionar la frustración que conlleva la derrota.

Y por último, pero no menos interesante para la economía familiar, el bajo coste del equipamiento de algunas disciplinas que se pueden realizar: un balón para el fútbol, unas buenas zapatillas o botas para el senderismo, unos patines… Y muchas de ellas, como puedes imaginar, se pueden practicar al aire libre, sin necesidad de alquilar instalaciones.

deporte en familia parque

Qué deportes practicar en familia

Un inmejorable deporte en familia es el senderismo. Aúna actividad física y naturaleza, y su nivel de exigencia es adaptable a cualquier edad: se pueden ajustar la distancia o el desnivel a niños de todas las edades. Además, se trata de una actividad moderada de por sí, que permite realizar paradas para descansos.

El ciclismo es otro clásico de los deportes en familia, precisamente por ser uno de los más divertidos. ¡Muchos niños no pueden separarse de la bicicleta porque es su gran entretenimiento! Si tus hijos son pequeños y aguantan distancias relativamente cortas y a ritmo bajo, entonces puedes combinar ciclismo (niños) con running (adultos), pues la velocidad desplegada será muy parecida, y así les podrás tener bien controlados de cerca.

Los deportes de raqueta son también muy interesantes, pues proporcionan mucha diversión una vez que se ha ganado algo de técnica. El bádminton y el ping pong son probablemente los más sencillos, mientras que el tenis y el pádel están dirigidos a chicos y chicas ya iniciados.

Y por último, el patinaje, ya sea sobre hielo o sobre ruedas. Ellos verán sus patines como un juguete y les costará poco hacerse con ellos. De hecho, si los padres no tienen mucha experiencia verán cómo, al poco tiempo, ¡serán sus hijos quienes les den auténticas lecciones!

Be Sociable, Share!

Leave a Comment