Deporte infantil: 7 razones para que tus hijos lo practiquen

A nadie se le escapa que el deporte infantil es un muy buen hábito para los benjamines de la casa. Pero, ¿sabes exactamente por qué? Aquí te damos 7 razones que lo explican. ¡Mantén a tus hijos activos ya desde pequeños!

deporte infantil

El deporte infantil les divertirá

La primera razón es que hacer ejercicio les divierte. Es cierto que no todos los deportes resultan entretenidos para todos los niños, por ello es importante dar con la tecla y facilitar que tu hijo o hija practique uno que sea de su agrado. De lo contrario, el efecto será contraproducente: ¡acabarán rechazando el deporte! Pero si lo consigues, el premio es mayúsculo: ¡ni una videoconsola les hará pasar un rato mejor!

Ideal para hacer amigos

Y como es normal, nada mejor que un ambiente favorable y divertido para hacer amigos, precisamente con otros niños o niñas que tienen la misma afición. Compartirán momentos agradables no solo durante el entrenamiento o la competición, sino también a su finalización: ¡les quedará cuerda para seguir comentando lo vivido en la cancha!

El deporte es salud

El deporte infantil es un hábito saludable, de igual manera que lo es para las personas adultas, pues les hace mantener un buen estado físico general. Pero en el caso de los niños, con un detalle aún más importante: es un mecanismo de prevención de diferentes trastornos, principalmente la obesidad, que es a su vez la causante de muchas enfermedades, como la diabetes. Y todas pueden hacer acto de aparición ya a edades tempranas.

Desarrolla sus capacidades motrices

Aunque hay una parte indudablemente innata, la coordinación y otras capacidades motrices de los niños también se entrenan. Por tanto, el deporte les ayudará a ser más hábiles en sus movimientos y a estar más ágiles en su día a día.

El deporte infantil tiene efectos relajantes

Los niños son, por lo general, seres llenos de vitalidad y energía. Y debemos crear las condiciones idóneas para que puedan explotarlas, siendo el deporte una de las mejores vías de conseguirlo. De lo contrario, se producirá una acumulación de tensión y nervios que los más pequeños no siempre saben gestionar, produciendo efectos colaterales como una mayor irritabilidad, insomnio, etc.

Inculca el valor del esfuerzo

En una sociedad en la que “los niños lo tienen todo”, como habrás escuchado o pronunciado alguna vez, el deporte es una buena forma transmitir el valor del esfuerzo. Lo tendrán que poner en práctica para alcanzar sus objetivos, sea cual sea la disciplina: llegar a la línea de meta, marcar un gol, conseguir una canasta, devolver la pelota de tenis, etc.

Les enseña a tolerar la frustración

El deporte es una escuela de vida, y no solo para inculcar el valor del esfuerzo. También en el control de la frustración: no siempre se puede ganar, ni en la competición ni en la vida. Perder en el deporte les enseñará que las cosas no siempre salen como a uno le gustaría…

Una forma de socialización

El deporte infantil es también un efectivo antídoto contra otro de los ‘males de nuestra sociedad’: el individualismo y, en el peor de los casos, la soledad. Esto es especialmente evidente en los deportes de equipo. Contar con un buen grupo de compañeros es una ayuda para situaciones tan diferentes como elaborar una estrategia conjunta con la que lograr objetivos comunes o, simplemente, sentirse arropado tras una derrota.

Y en algunos casos, favorece la supervivencia

Por último, una razón que aporta un plus de tranquilidad a los padres: aprender a nadar con la natación. Que se sepan mantener a flote es un alivio de cara a la época estival, en la que ir a la piscina o a la playa es el entretenimiento preferido. Aunque siempre haya un adulto supervisando al pequeño, si tu hijo se sabe defender en el agua, los riesgos de sobresaltos serán mucho menores.

En Decimas nos preocupamos también por los más pequeños de la casa y es por ello que tenemos una sección especial para ellos, donde encontrarás desde zapatillas para niño hasta chandals para niño. Y dicho todo esto, conviene recordar que, como todo en la vida, el deporte infantil es muy beneficioso si se practica en su justa medida: dedicar demasiado tiempo a ello puede privar a tu pequeño de otros placeres que también tiene derecho a disfrutar, como el descanso, y le puede entorpecer la realización de otras obligaciones, como sus deberes escolares.

Be Sociable, Share!
Etiquetas: ,

Leave a Comment