Deportes de agua: ¿Cuál practicar?

Hay muchos deportes de agua, pero quizás solo uno hecho para ti. Existen diferentes clasificaciones sobre estas disciplinas, como la que diferencia a los deportes en el agua (natación, waterpolo, etc.), los deportes sobre el agua (surf y sus derivados) y los que se realizan bajo ella (buceo y sus variaciones). También se pueden clasificar según su ámbito de realización: en piscina o en aguas abiertas. Y otras muchas opciones más. 

deportes de agua

¿Qué deporte de agua es mejor para mí?

Para ayudarte a que elijas el deporte de agua que más te conviene, en nuestro post los hemos agrupado en tres categorías diferentes para que puedas ver cuál se adapta más a tus necesidades, teniendo en cuenta además el equipamiento a comprar así como la finalidad del mismo. Sigue leyendo y averigua cuál de los tres está hecho para ti. 

Deportes de agua para cuidar tu salud

Algunos de los deportes de agua están especialmente indicados para cuidar la salud. Es el caso de la natación, una actividad muy recomendable para fortificar la espalda, tonificar el cuerpo sin esfuerzos agresivos y mejorar la capacidad respiratoria, entre otros beneficios. Además, es uno de los que menos equipamiento exige para su práctica: un bañador sencillo, unas gafas acuáticas, un gorro para la cabeza, unas chanclas y una toalla forman parte del kit básico de todo nadador. Encontrarás todos ellos en nuestra tienda de deporte online.

En esta misma categoría podemos incluir el piragüismo, pues se trata de una disciplina de fuerza que permite trabajar la musculatura de forma global, tanto del tren superior como del inferior. Aquí, el equipamiento es más especial: piragua, palas, chalecos salvavidas o cuerda de rescate, entre otros.

Deportes de agua para divertirse

Si lo que buscas es diversión, el agua también podrá proporcionártela. Hay numerosas disciplinas realmente excitantes, como por ejemplo el surf, para lo cual necesitarás una tabla y un buen traje de neopreno, especialmente si lo haces en aguas frías.

Todos los deportes derivados de este, que tienen lugar sobre el agua, proporcionan una adrenalina similar: esquí acuático, kitesurf, windsurf e incluso las diferentes versiones del hoverboard, en los que el esfuerzo físico pasa a un segundo plano y entran en juego las dotes de equilibrio y coordinación. Su equipamiento es más complejo y especializado, por lo que a menudo se practican con empresas de aventura, las cuales proporcionan los elementos necesarios como las lanchas a motor o las máquinas propulsoras.

Deportes de agua para trabajar en equipo

Por último, los deportes de agua pueden ser también buenos para trabajar en equipo, una aptitud que se valora mucho en otros tan difundidos como el fútbol o el balonmano. El equivalente de estos en el mundo acuático es el waterpolo, pues la dinámica del juego es similar, con la importante salvedad de que se desarrolla en el agua. Su equipamiento es similar al de la natación, con la excepción de que no hace falta utilizar gafas y los gorros llevan orejeras, protegiendo esta parte del cuerpo pero permitiendo al mismo tiempo oír a los compañeros.

Otro buen deporte para este fin es la natación sincronizada, que se puede considerar la versión acuática de la gimnasia rítmica, pues combina destrezas de la gimnasia, la danza y la natación. Se realiza en pareja o por medio de un equipo entero, cuyos miembros deben poner en práctica una rutina de movimientos al ritmo de la música, al unísono. El vencedor, elegido por un tribunal, valora aspectos como la belleza plástica y la sincronización entre los participantes. En cuanto al equipamiento, prácticamente nada difiere del empleado en la natación, salvo que aquí se suelen emplear pinzas para la nariz para facilitar los movimientos de inmersión en el agua.

Por tanto, si vas a practicar deportes de agua como natación, natación sincronizada o waterpolo, en nuestra web encontrarás muchos de los accesorios de natación que necesitarás para ello.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment