Deportes al aire libre

En la actualidad, hay una gran variedad de deportes al aire libre. Incluso muchos de los que se practican en instalaciones cubiertas se pueden desarrollar también en espacios abiertos, ¿por qué no? Pero dentro de esa variedad hay algunas disciplinas que están ligadas, sí o sí, a la calle o a entornos naturales, normalmente por cuestiones económicas o de puro placer. En este post hacemos un repaso a las principales. ¡Para que no te quedes en casa!

deportes al aire libre

Deportes al aire libre por economía, en la ciudad

Uno de los grandes motivos por los que las personas practican deportes al aire libre es su precio: ¡salir a la calle es gratis! Mientras que las instalaciones cubiertas o privadas se utilizan habitualmente en modalidad de alquiler por horas, usar las calles de la ciudad o los espacios verdes de los parques no tiene ningún coste.

Esa puede ser una de las razones por las que el running logró su gran explosión durante el periodo de la crisis. Más allá del calzado y la indumentaria básica, no es necesario realizar ningún otro gasto, salvo que el runner desee ser entrenado por un personal trainer.

Como mencionábamos, los parques urbanos son también el entorno perfecto para realizar otros muchos deportes al aire libre. Por ejemplo, el patinaje, un clásico de lugares como el Retiro de Madrid, pero también de los grandes bulevares y paseos marítimos de las ciudades costeras, como el de Barcelona y su Parc del Fórum.

Mención especial merecen las zonas de césped de dichos parques, que suelen ser el sitio ideal para practicar artes marciales, como el taichi. La tranquilidad y el placer de sentir la hierba en el pie descalzo son factores que atraen a muchos usuarios.

Deportes al aire libre, por placer

Fuera de la ciudad, hay otros muchos deportes que se practican en entornos abiertos por el mero placer de disfrutar del lugar en el que se desarrollan. El ejemplo clásico es el senderismo, que como su nombre indica, se realiza en senderos entre montañas, prados, ríos, etc. Y es ese entorno privilegiado lo que diferencia a este deporte de una simple caminata por la calle.

Los deportes náuticos también se pueden clasificar en este apartado. El piragüismo, el descenso en kayak o las motos acuáticas ofrecen una gran descarga de adrenalina, pero sobre todo tienen la magia de practicarse en ambientes de gran belleza natural, como ríos, playas o mar abierto.

Y en el extremo opuesto, ocurre lo mismo: los deportes de nieve son siempre al aire libre, pues para encontrar la verdadera nieve es necesario acudir a montañas o valles de altura durante el invierno o la primavera. El esquí en todas sus modalidades es el mejor ejemplo de ello. 

La importancia del equipamiento

Aunque cada uno de los deportes mencionados tiene reglas y funcionamiento diferentes, todos tienen en común la importancia que adquiere la indumentaria. Si bien en los deportes en espacios cerrados la ropa y el calzado son siempre invariables, en el exterior las condiciones climatológicas son cambiantes, por lo que el usuario debe llevar las prendas más adecuadas a cada situación.

Y para comprender este hecho, lo mejor es darse una vuelta por el catálogo de Décimas. En él encontrarás artículos de este tipo, como puede ser el cortavientos para runners, que protege el cuerpo de las ráfagas de aire directo. O los chubasqueros, en este caso para proteger al corredor de la lluvia. Las gafas de sol para ciclistas son artículos que siempre van asociados a los deportes al aire libre. Y lo mismo ocurre con las prendas de abrigo, pensadas para usarse en exteriores durante el invierno.

 

Be Sociable, Share!

Leave a Comment