Dolor muscular de hombro: causas, estiramientos y ejercicios

El dolor muscular de hombro puede llegar a ser algo habitual entre determinados deportistas: tenistas, golfistas, voleibolistas o balonmanistas son algunos de los muchos que suelen convivir con ello. Este dolor a veces no se produce con el brazo en reposo, pero sí puede percibirse en movimientos de diferente tipo, como por ejemplo al levantar el brazo por encima de la cabeza, o al llevarlo hacia adelante o hacia atrás.

Este artículo no pretende sustituir tu visita al fisioterapeuta o al traumatólogo, pero en él abordamos algunas causas, así como estiramientos y ejercicios que se pueden realizar para aliviar su dolor.

 

dolor muscular

 

Causas más habituales del dolor muscular de hombro

El dolor muscular de hombro puede ocasionarse por diferentes motivos. Por ejemplo, por una sobrecarga de esfuerzo que acabe derivando en una tendinitis del manguito de los rotadores, también conocido como bursitis: se inflama la bolsa sinovial, cuyo líquido ayuda a realizar los movimientos del hombro con mayor suavidad.

Este dolor también puede producirse por un desgarro de los tendones de dicho manguito de los rotadores. De origen muscular es también es el llamado ‘síndrome de hombro congelado’, que se trata de una excesiva rigidez de músculos, tendones y ligamentos.

En cambio, no tienen origen muscular los dolores provocados por artritis, espolones óseos, dislocaciones o fracturas, así que los ejercicios que proponemos a continuación no son recomendables.

Estiramientos que pueden ayudar a reducir el dolor

Para tratar el dolor causado por rigidez, se puede realizar el siguiente: dejar el brazo ‘muerto’ y colgar de él un peso de uno o dos kg, por ejemplo con una bolsa. En esa posición, se han de realizar movimientos pendulares para que, con la ayuda del peso y la fuerza de la gravedad, el hombro pierda rigidez.

También es efectivo estirar la cara la anterior del hombro, por ejemplo con la ayuda del marco de una puerta: con el brazo levantado y flexionando, la mano en la nuca y el codo apoyado en dicho marco, has de llevar el cuerpo hacia adelante para estirar la zona. Para la cara posterior, en cambio, puedes cruzar el brazo del hombro dolorido por delante del pecho y, con la ayuda del brazo contrario, has de empujarlo desde la altura del codo.

Estos y otros estiramientos han de realizarse con varias repeticiones, por ejemplo 3, durante unos 15 segundos cada una, aproximadamente. Y para realizarlos, no necesitarás indumentaria especial, aunque las camisetas o los tops de mujer, te aportarán un plus de comodidad. También es importante realizar estos y otros estiramientos en un estado de tranquilidad, con la articulación relajada y respirando profundamente.

Ejercicios de fortalecimiento para combatir el dolor

Como ocurre en otras muchas partes del cuerpo, la mejor forma de aliviar el dolor de una articulación es precisamente fortalecer sus músculos o los cercanos, protegiendo así la zona dañada.

En el caso del hombro, algunos fisioterapeutas aconsejan fortalecer todas las caras del hombro, tanto la interna como la externa, la posterior y la anterior. En este caso, una cinta elástica puede ser un buen aliado: atadas a un pomo o a un elemento a media altura y situándonos frente a él, se realizarán flexiones en todas las direcciones.

Es muy importante no realizar sobre esfuerzos en estos ejercicios y parar cuando se note que el dolor muscular del hombro va en aumento. En cualquier caso, y como decíamos más arriba, no dudes en acudir a un especialista y sigue su consejo en todo momento, pues no conviene subestimar estos dolores, si van en aumento: algunas dolencias solo pueden tratarse con operaciones quirúrgicas para emplazar artroplastia de sustitución o prótesis.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment