Ejercicios de coordinación | Para mejorar tus capacidades

La coordinación es una habilidad en cuya ausencia no reparamos hasta que nos toca realizar un ejercicio más específico en el que sea necesaria. Por ejemplo, en aquel en el que debas mover brazos y piernas alternativamente, siguiendo una secuencia. La buena noticia es que existen ejercicios de coordinación que van a resultarte muy útiles para tus próximas rutinas deportivas y que puedes practicar cómodamente en casa, en el gimnasio o en un espacio natural abierto. Eso sí, siempre bien equipado: con las zapatillas adecuadas para este desempeño físico y ropa que facilite tu movimiento corporal, como el chándal o las mallas.

Ejercicios de coordinación

Qué es exactamente la coordinación

A alguien que no tiene coordinación se le suele denominar patoso. Sobre todo en actividades como el aerobic o la zumba, la falta de coordinación se hace más patente. ¿Has pensado en alguna ocasión que no das pie con bola? Entonces, es posible que necesites mejorarla.

La coordinación puede definirse como una capacidad motriz de realizar movimientos precisos y efectivos, ciñéndote a una velocidad o pauta determinadas. Esta suele empezar a fallar en la mediana edad, lo que no quiere decir que en plena juventud todos dispongamos de coordinación al 100 %.

Al igual que otras capacidades del sistema muscular, como es el caso de la flexibilidad, el equilibrio o la agilidad, esta puede trabajarse para devolver esa conexión perdida entre cerebro y músculos. ¡No hay nada que no se pueda conseguir con ejercicio físico!

Mejorar la coordinación paso a paso

Si haces deporte con frecuencia, bastará con que incorpores determinados ejercicios de coordinación a tu rutina de entrenamiento. A continuación, te hablamos de algunos de los más interesantes.

1. Ejercicio para favorecer la coordinación ojo-mano

Para entrenar la coordinación ojo-mano, solo necesitarás una pelota de tenis. La idea es que la lances contra una pared y la recojas con la otra mano. Se trata de un ejercicio muy sencillo, pero que brinda enormes ventajas. Otra modalidad sería recoger la pelota (no importa con qué mano), pero sin salirte de una marca específica.

2. Ejercicio para mejorar la coordinación espacial

En este ejercicio que te comentamos también entra en juego el equilibrio. Para empezar, colócate de pie y gira 180º mediante un salto. La idea es que lo hagas sin salirte del eje. Es normal que las primeras veces no obtengas el resultado esperado, pero poco a poco irás superándote. Para que este ejercicio de coordinación sea más completo, salta primero hacia un lado y, posteriormente, hacia el otro.

3. Ejercicio de coordinación y equilibrio

Otro ejercicio en el que el equilibrio es parte fundamental es caminar sobre una línea en el suelo, tratando de no perder el equilibrio. Es también una forma muy sencilla de mejorar la coordinación. Una interesante variante es el tradicional juego de la rayuela que, si recuerdas, precisa de saltos coordinados sobre casillas previamente dibujadas en el suelo.

4. Ejercicio de coordinación y velocidad

En este caso, la velocidad se suma al juego a través de una fórmula tan sencilla como es la comba. Este instrumento lúdico que tantos buenos ratos nos regalaba cuando éramos pequeños dispone de una función deportiva que no debería pasar desapercibida. Hasta que te vuelvas a habituar, quizás debas ir lento al principio, pero lo ideal es que progresivamente aumentes la velocidad.

5. Ejercicio de coordinación con balón

Por último, te proponemos un ejercicio para coordinar brazos y piernas. Para ponerlo en marcha, consigue un balón. Pon una pierna sobre él y, a continuación, salta hasta que la otra pierna termine posada en él. Al mismo tiempo, levanta el brazo contrario a la pierna situada en la pelota.

¿Has tomado nota de estos ejercicios de coordinación? Ya solo te queda equiparte con la mejor ropa deportiva para entrenar con mayor comodidad. Como siempre, la encontrarás en el catálogo de Décimas.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment