7 Ejercicios de cuerda que tonificarán tu cuerpo

ejercicios de cuerda

Un artículo barato, fácil de usar y lleno de posibilidades para practicar fitness. Así es la clásica comba, que vuelve a estar de moda. Y con razón: en este artículo te contamos 7 ejercicios de cuerda que te ayudarán a tonificar tu cuerpo. Además, los podrás hacer sin salir de casa y con sencilla ropa deportiva, que también está disponible online desde cualquier dispositivo en nuestra página web. Las zapatillas, eso sí, deberán ser específicas de fitness, con una media suela que permita el salto y el aterrizaje de forma cómoda.

Ejercicios de cuerda con la clásica ‘comba’

Los cuatro primeros ejercicios de cuerda a los que hacemos mención son los de la clásica comba individual: corta, con la longitud exacta desde una mano a otra para que caiga justo a ras de suelo. Para ajustar la cuerda a tu estatura, puedes sujetarla con ambas axilas y cortar a esa altura. Y en cuanto a la duración de la rutina, 15 minutos pueden ser suficientes para un buen trabajo físico, unas tres veces a la semana y en combinación con otros ejercicios de fitness.

Salto normal

Es el ejercicio de cuerda de iniciación, el más sencillo y el menos exigente. Con un salto de ritmo relajado y con los pies juntos o ligeramente separados. El cuello y la cabeza han de estar alineados y el abdomen ligeramente retrasado con respecto a ese eje. Los hombros, relajados, y los codos casi pegados al cuerpo. Y las rodillas, ligeramente flexionadas. Los saltos, en este caso, pueden ser bajos, lo justo para superar la cuerda.

Salto con talones altos

El siguiente ejercicio aumenta la exigencia, pues sobre la misma postura de pies juntos o cercanos, se trata de realizar saltos mucho más altos, acercando los talones a los glúteos lo máximo posible.

Saltos alternos

Cuando la técnica ya esté dominada y el cuerpo haya entrado en acción, se puede aumentar el ritmo y variar los movimientos. En este caso, los saltos se han de realizar con pies alternos, complicando así el trabajo de coordinación.

Alternancia total

Pero el ejercicio de cuerda más exigente a nivel de coordinación es aquel que alterna también la posición de los brazos: un salto se hará con ellos pegados al cuerpo y otro salto, con ellos cruzados entre sí, lo que además obliga a realizar un salto ligeramente mayor, pues la cuerda ya no cae siempre a ras de suelo.

Ejercicios de cuerda con otras versiones

Pero estos ejercicios no solo se pueden hacer con la clásica comba individual, sino que hay otras cuerdas que también nos pueden resultar muy útiles: la battle rope y la core pole o cuerda elástica. La primera es una cuerda larga, de hasta 20 metros, y más pesada que la normal. Suele ir anclada al suelo o la pared en su mitad exacta, de tal forma que el resultado son dos cuerdas menores, pero igualmente largas. La segunda es una banda elástica con asa, que también puede ir anclada a la pared o a una barra. En ambos casos, se agarran y se mueven con los brazos, pero no se saltan.

Battle rope : movimientos alternos

Un primer ejercicio con las battle ropes, menos exigente, es el que implica movimientos ascendentes y descendentes, alternando los brazos, de tal manera que se crean ondas continuas, las cuales han de llegar hasta el extremo opuesto, el que está anclado en la pared.

Battle rope : brazos al compás y con sentadillas

Este otro ejercicio de cuerda también crea ondas, pero simultáneas porque el movimiento de los brazos va a la par. Y para añadir intensidad, se puede realizar una sentadilla justo antes de cada  ‘golpe’ de brazos.

Core rope : ejercitando brazos

Por último, los dos extremos del core rope permiten hacer ejercicios muy parecidos a los clásicos con poleas o máquinas de brazos, como los curl de bíceps.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment