Ejercicios en suspensión

¿Sabías que para conseguir un cuerpo fuerte y tonificado no necesitas otra cosa más que tu propio peso? Ni mancuernas, ni barras de halterofilia, ni pesas rusas, ni balones medicinales. Un simple kit para realizar ejercicios en suspensión te dará acceso a un abanico inagotable de movimientos donde tu cuerpo es el medio y el fin en sí mismo, puesto que se aprovecha el peso de tu cuerpo para trabajar desde una perspectiva más funcional, implicando grandes cadenas musculares en vez de un músculo solo. Los beneficios de esta disciplina, también llamada TRX, son evidentes: se gana flexibilidad, se tonifica todo el cuerpo, se mejora la coordinación de movimientos, se potencia la quema de grasas… Toma nota de algunas de las muchas propuestas que emplean los especialistas en esta disciplina.

                                                         Ejercicios en suspensión

Ejercicios en suspensión: algunos ejemplos

A continuación describimos algunos ejemplos de ejercicios en suspensión que podrás realizar en casa o en el gimnasio, con un adecuado kit, como veremos más abajo.

Sentadilla con pull

Se trata de un ejercicio que no es exclusivo del entrenamiento TRX, pero es uno de los más sencillos y habituales de esta disciplina. La posición de partida es similar: espalda recta y brazos extendidos hacia adelante, pero en este caso agarrando los mangos de los tensores. De esta manera, el tren inferior se somete a un esfuerzo menor, pero a cambio se puede compensar con un aumento de velocidad y de repeticiones.

Sentadilla búlgara

Es uno de los ejercicios a los que hemos hecho mención en post anteriores, y también se puede realizar en suspensión. Recordamos: sosteniendo un peso en los brazos, como puede ser una barra por encima de los hombros y detrás de la cabeza, con una pierna levemente flexionada por la rodilla y la otra hacia atrás, apoyando el empeine del pie a unos 40 cm del suelo. En este caso, lo que cambia es este último apoyo, que en vez de realizarse en un banco se realiza sobre el agarre del tensor. Aquí, el esfuerzo a realizar no es menor y la dificultad añadida reside en que se exige un plus de coordinación y estabilidad para no desequilibrarse.

Fondos en suspensión

Los fondos son uno de los ejercicios en suspensión más habituales. En este caso, en vez de apoyar los pies en el suelo, ahora se apoyan en los tensores, manteniendo el cuerpo en paralelo al suelo. Así, se descarga de peso a los brazos y se reparte por el tren inferior, a pesar de que éste permanece inmóvil.

Planchas

Una variante interesante que parte de la posición de un fondo es la de las planchas: en este caso, el movimiento se realiza con el tren inferior, con los brazos firmes y ejerciendo de apoyo. Se pueden hacer laterales, boca abajo, en movimientos circulares…

Equipamiento para estos ejercicios

La lista de ejercicios en suspensión es mucho más larga de lo que hemos mostrado arriba. Pero en todos los casos, se emplea el mismo kit: se trata de un sistema de tensores enganchados a una cinta, que a su vez van anclada a un soporte fijo, habitualmente en el techo. Estos tensores cuentan con agarres, en los que también se pueden introducir los pies durante determinados ejercicios, como hemos visto.

Y por lo que respecta a la ropa, no hay nada que se salga de lo habitual en fitness: mallas cortas o largas para piernas, camisetas de manga corta o sisa al gusto, zapatillas ligeras y estables… Por tanto, toda la indumentaria que necesitas para realizar estos ejercicios en suspensión está en tu tienda de confianza: Decimas.es.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment