Ejercicios con silla: ejemplos

A menudo no hace falta hacerse con sofisticadas máquinas de gimnasio para entrenarse, sino emplear objetos cotidianos que tenemos al alcance de la mano. Y así te lo mostramos en este post, donde te indicamos algunos ejercicios con silla. Con la ayuda de ella podrás trabajar una larga lista de músculos, tanto del tren superior como del tren inferior.

ejercicios con silla

Listado de ejercicios con silla

A continuación, te mostramos una breve lista de ejercicios con silla, con los que podrás diseñar una rutina de entrenamiento en tu casa.

  • Fondos de brazos: en realidad, es un ejercicio similar al fondo de brazos en el suelo, pero de esta manera notarás que son más fáciles de completar gracias a que tu cuerpo adopta una posición menos horizontal. La posición inicial es de cuerpo estirado, descansando su peso sobre las manos apoyadas en el asiento de una silla, aunque también se puede realizar con un banco corrido. Los músculos que se trabajan son el tríceps braquial, el supinador largo y el corto en los diferentes movimientos de flexión y extensión
  • Fondos de brazos con los pies en la silla: el ejercicio da un giro completo y se vuelve mucho más exigente si lo haces al revés, es decir, con los pies apoyados en el asiento de la silla y las manos en el suelo.
  • Sentadilla de brazos: de espaldas al asiento, con el cuerpo ligeramente avanzado, las piernas flexionadas, las manos apoyadas en el asiento y los glúteos a la altura de este, tendrás que flexionar los brazos hasta que los glúteos bajen por debajo del nivel del asiento. De esta manera se trabaja muy especialmente los tríceps
  • Step-up: es un ejercicio con el que se trabajan los cuádriceps y los glúteos. Desde una posición de pie y erguida, se ha de apoyar la planta del pie en el asiento y subir todo el cuerpo sobre él. Tiene una mayor exigencia que el step-up común, que se realiza con un escalón bajo
  • Levantarse a una pierna: los mismos músculos se ejercitan al sentarse y levantarse de una silla, pero el esfuerzo será mayor si los efectúas a una pierna y sin apoyo de manos, en series alternas de derecha e izquierda.
  • Piernas arriba: entre los ejercicios con silla encontramos uno isométrico. Si te sientas sobre el borde de la silla y apoyas las manos en la parte trasera del asiento, puedes elevar las piernas hasta que las rodillas lleguen a la altura del pecho, manteniendo dicha postura unos segundos. De esta manera, trabajarás los abdominales.
  • Abdominales con espalda tumbada: también trabajarás los abdominales si despliegas una esterilla en el suelo, te tumbas boca arriba con la espalda sobre ella y plantas los gemelos en el asiento de la silla, formando un ángulo cercano a los 90º con respecto a los muslos. Esta postura te permitirá realizar ejercicios llevando los brazos a las rodillas, elevando el tronco o combinando elevaciones de brazo y pierna al mismo tiempo

Como ves, la lista de ejercicios con silla es amplia. Solo hace falta un poco de imaginación y disciplina para realizar series de 10 o 15 repeticiones cada vez, intercalando descansos entre una y otra.

Eso sí, aunque podamos pensar que son ejercicios perfectos para realizar con corbata y en la oficina, en el descanso del trabajo o entre reunión y reunión, lo cierto es que los harás con mayor comodidad si dispones un espacio sin distracciones a tu alrededor y empleas la ropa más adecuada para ello. La encontrarás en nuestras secciones de Fitness, tanto de Hombre como de Mujer: mallas, camisetas, zapatillas ligeras y una toalla, en nuestra tienda Décimas encontrarás toda la equipación que necesitas. ¡Sudarás de lo lindo!

Be Sociable, Share!

Leave a Comment