Entrenamiento de fútbol para adultos y niños

entrenamiento de fútbol

El entrenamiento de fútbol es la otra cara de este deporte, la que no se ve: no se retransmite en directo por la tele, no congrega a miles de personas en torno a un terreno de juego… pero es tan importante o más que los propios partidos para alcanzar los objetivos. Aunque en el fútbol amateur de adultos rara vez se programan debido a la falta de tiempo de los jugadores (trabajo, hijos, etc.), lo cierto es que resulta básico en niños y en adultos con un cierto nivel competitivo. Por ello, en este artículo te damos algunas claves de ello: cómo organizar las sesiones y qué equipamiento se requiere durante ellas.

Organización de un entrenamiento de fútbol

Como suele decirse, ‘cada maestrillo tiene su librillo’: todo entrenador, sea profesional o aficionado, tiene su propio método en base a sus propia visión del fútbol o de los jugadores que tiene a su disposición. Pero un esquema básico podría ser el siguiente:

Calentamiento (10 minutos)

Los primeros minutos de la sesión se dedican a estirar y a realizar una ligera carrera continua. El objetivo no es otro que prevenir lesiones durante el resto del entrenamiento.

Trabajo físico (20 minutos)

Son los ejercicios tendentes a ganar resistencia en esfuerzos prolongados, explosividad para sprints y fuerza para la disputa del balón, entre otras destrezas necesarias en este deporte. Adquiere gran importancia durante la pretemporada: las primeras semanas del curso deportivo, tras el parón de las vacaciones. En días de meteorología muy adversa se puede realizar en gimnasio.

Ejercicios con balón (20 minutos)

Pueden ser individuales o colectivos y sirven para perfeccionar determinados lances del juego: pases cortos, tiros a puerta, saques de banda, controles de balón, etc. La tendencia actual va encaminada a dar cada vez más importancia a este apartado del entrenamiento de fútbol, introduciéndolo incluso en ejercicios de trabajo físico para así hacerlos más ameno.

Ejercicios tácticos (10 minutos)

Son explicaciones del entrenador para que sus jugadores las lleven a cabo durante los partidos. En ocasiones, un buen trabajo en este apartado es la clave del éxito de un equipo. Ejemplos de estos ejercicios son los lanzamientos córners, las series de transiciones defensa-ataque, la práctica de fueras de juego por parte de defensas en línea, etc.

Partidillo (30 minutos)

La guinda final a un entrenamiento de fútbol es la disputa de un partidillo. En fútbol 7 y en fútbol 11, rara vez hay jugadores suficientes para formar dos equipos al completo, por lo que en ocasiones se juega a mitad de campo. Pero sirven para que cada futbolista demuestre sus cualidades al técnico, para tejer conexiones entre los compañeros de cara al partido del fin de semana, etc.

Este esquema puede aplicarse a un entrenamiento de fútbol para niños, con algunos ajustes. Por ejemplo, la duración total de una sesión, que en niños puede ser de 1 hora o 1 hora y media, mientras que en adultos puede llegar a las 2 horas. Por otro lado, en los entrenamientos infantiles se suele dar mayor importancia al balón, que es lo que de verdad satisface a un crío. Y de esa manera, se potencia el concepto de ‘juego’ de este deporte, que es realmente de lo que se trata a edades tempranas.

Equipamiento básico

El equipamiento básico de un entrenamiento para niños o para adultos es bastante sencillo. Lo imprescindible para cada jugador son las botas, con el taco adecuado a cada superficie. La ropa debe ser cómoda y transpirable, diferente a la equipación que se utiliza en el partido del fin de semana. Sobre la camiseta se emplean petos sin mangas, útiles para formar dos o más equipos durante el partidillo o los ejercicios. Además, se recomienda el uso de complementos de futbol como el de espinilleras y, por tanto, medias de entrenamiento, pues en estas sesiones también hay situaciones de contacto que entrañan cierto riesgo de dolor o lesión. Todos estos productos los encuentras disponibles en la tienda Décimas.

En cuanto al equipamiento general, siempre son útiles los conos para delimitar espacios. Y en las sesiones de trabajo físico, se puede recurrir a balones medicinales, chalecos de peso, cintas elásticas, etc.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment