¿Entrenar dos veces al día es bueno?

Entrenar dos veces al día se está convirtiendo en una nueva tendencia, impulsada por algunas celebrities y asumida por muchos deportistas anónimos. Pero, ¿es realmente una buena práctica? ¿Tiene más ventajas que inconvenientes? En este artículo te indicamos en qué condiciones son buenas las dobles sesiones y a qué tipo de personas puede resultar interesante esta opción.

entrenar 2 veces al día

Entrenar dos veces al día es bueno si…

Entrenar dos veces al día puede tener unos efectos positivos sobre tu cuerpo si…

  • No repites la misma rutina por la mañana y por la tarde. Es decir, lo que debes hacer es dividirla en vez de duplicarla. Una división que no ha de ser necesariamente al 50%: puedes emplear más tiempo por la mañana y menos por la tarde, en función de tus objetivos
  • Realizas un descanso efectivo entre una sesión y otra. Ha de pasar un tiempo suficiente entre ambas, en el que deberás comer y reposar. De lo contrario, por la tarde tus músculos no habrán alcanzado el estado adecuado para reiniciar el ejercicio, dando lugar a un rendimiento más bajo de lo esperado y, por tanto, resultados poco satisfactorios
  • Llevas a cabo una rutina de fuerza por la mañana y otra de cardio por la tarde, o viceversa. Ambas sesiones se complementan bien, puesto que centrarse en una rutina de fuerza en ambos casos generaría una fatiga muscular excesiva, haciendo muy cuesta arriba los ejercicios de la tarde
  • Entrenas dos grupos musculares diferentes, por la misma razón que indicamos en el punto anterior: evitar un exceso de fatiga muscular, que es la antesala de una lesión
  • No lo haces todos los días: aunque el descanso de mediodía puede ser suficiente para retomar una segunda sesión de entrenamiento vespertina, no debe sustituir el descanso profundo y prolongado que también requieren nuestros músculos. Por tanto, entrenar dos veces al día puede ser recomendable si se realiza un día sí y otro no
  • Ya tienes una base física consistente. En cambio, si eres principiante y concibes el doble entrenamiento diario como un atajo para lograr tus objetivos (adelgazar, tonificar tu figura o muscular), el resultado puede ser muy negativo: lesiones, cansancio excesivo, abandono prematuro…
  • Empleas el equipamiento deportivo adecuado: para que tus músculos, articulaciones y estructura ósea no se resientan en estas sesiones dobles, lo ideal es utilizar calzado, ropa y accesorios de buena calidad para evitar lesiones, heridas u otros inconvenientes. Zapatillas de running adaptadas a tu tipo de pisada, mallas con culotte acolchado si haces bici estática, guantes de gimnasio si usas mancuernas…
  • Pones especial énfasis en el estiramiento, especialmente a la conclusión de la primera sesión, pues resulta fundamental para que en la sesión vespertina no aparezcan tirones inesperados. En cualquier caso, asegúrate de dedicar 5 ó 10 minutos a estirar tanto antes como después de ambos entrenamientos

Entrenar dos veces al día puede ser una buena idea si…

Entrenar dos veces al día es una idea que no entusiasma a todos los deportistas, pero puede ser interesante en los siguientes casos:

  • Cuando no se dispone de demasiado tiempo para una sesión diaria larga
  • Cuando, por tus circunstancias personales o tu disciplina deportiva, debes realizar ambas sesiones en espacios físicos diferentes y separados entre sí. Por ejemplo, un gimnasio y un lugar al aire libre
  • Cuando se tienen problemas cardiovasculares o de corazón, pues así el organismo no alcanza una situación de estrés tan fuerte. De todas formas, si ese es tu caso, consulta a tu médico la conveniencia de esta modalidad de entrenamiento
  • Cuando se busca mantener niveles de motivación altos: con dos entrenamientos, tus sensaciones serán más positivas, con menor agotamiento y menor aburrimiento
Be Sociable, Share!

Leave a Comment