Beneficios del fútbol para niños

fútbol para niños

fútbol para niños

Más allá de que es el deporte rey en nuestro país, es también muy recomendable el fútbol para niños por sus múltiples ‘pros’, que pesan más que los ‘contras’. Los principales, los abordamos en este post, diferenciándolos en beneficios físicos y beneficios para el desarrollo de la personalidad.

Beneficios del fútbol para niños en cuanto a la salud

Son los que se relacionan con la vertiente física de esta disciplina, pues es, por encima de todo, un deporte.

Bueno para estar en forma

A diferencia de lo que creen muchas personas, el fútbol es uno de los deportes más exigentes que existen en la actualidad. Resulta difícil calcular qué distancia recorren los niños durante un partido, pero los adultos profesionales pueden llegar a superar los 10 kilómetros por encuentro. Y en todos los casos, con esfuerzos explosivos que ponen a prueba el estado de forma de cada jugador. Por ello, practicar este deporte de forma seria es sinónimo de buena salud.

Poca incidencia de las lesiones

Aunque los medios de comunicación suelen hablar a menudo de las lesiones que padecen los futbolistas, lo cierto es que este deporte no se considera peligroso, ni mucho menos. Muchas de las lesiones son más propias del mundo profesional y no resultan un impedimento para seguir llevando una vida normal: pequeñas contracturas, elongaciones, molestias, etc. Gracias a que los movimientos no son repetitivos, los esfuerzos están más repartidos por todo el cuerpo, sin excesivo castigo en zonas concretas. Para entenderlo, basta con pensar en el running como ejemplo contrario: sus movimientos repetitivos pueden llegar a cargar las articulaciones y la espalda, según la forma de correr de cada atleta.

Deporte de contacto pero sin el golpe como elemento central

En el fútbol para niños se produce cierto contacto físico entre los jugadores y, por tanto, se pueden producir contusiones, heridas leves o algún otro infortunio. Pero no dejan de ser situaciones excepcionales, pues este deporte no gira en torno al golpe, como ocurre en el boxeo o en las artes marciales, por ejemplo. El único golpeo continuo es el que se da al balón, pero los modelos más recientes son mucho más blandos que los de años atrás. De esa manera, no hay nada que temer, por ejemplo, en los remates de cabeza.

Beneficios para el desarrollo personal

El fútbol para niños consigue propiciar, como ningún otro deporte, determinadas habilidades sociales y de desarrollo intelectual.

Juego en equipo

En pocos deportes se tienen tantos compañeros como en el fútbol. Y eso enseña al pequeño a compartir protagonismo con otros muchos, así como desarrollar estrategias conjuntas para alcanzar un fin común (la táctica), otorgando a cada uno una función concreta. ¡Un entrenamiento perfecto para el trabajo en equipo que deberá afrontar más adelante durante su carrera laboral!

Fomento de la obediencia en el fútbol para niños

En el fútbol, la figura del entrenador es clave, mucho más que en otros deportes. Sin llegar a desarrollar una disciplina marcial, las relaciones entre los diferentes protagonistas ayudan a fomentar la obediencia, la aceptación de diferentes grados de jerarquía en el campo y el acatamiento de órdenes. El entrenador es el que dirige, el capitán es el líder en el campo, el portero manda sobre la barrera, el árbitro imparte justicia…

Un deporte inclusivo y social

Los futbolistas de élite son auténticos ídolos para los más pequeños. Y gracias a que el equipamiento deportivo es muy económico, se trata de un deporte al alcance de todos, independientemente del estrato social.  En Décimas, según las ofertas, ¡puedes encontrar camisetas Tenth por menos de 5€ y botas por menos de 15€!

Y por supuesto, el fútbol para niños es muy divertido. ¡Nada mejor que un balón para tener a tu hijo entretenido durante horas!

Be Sociable, Share!

Leave a Comment