Gimnasia hipopresiva: en qué consiste y qué se necesita

La gimnasia hipopresiva es un tipo de gimnasia que está encontrando cada vez más adeptos, sobre todo adeptas. Se centra en el trabajo de la zona abdominal, con el principal objetivo de reducir cintura, como ya adelantábamos en un post anterior. En las siguientes líneas ahondamos en sus características, sus beneficios y el equipamiento necesario para ponerla en práctica.

gimnasia hipopresiva

Qué es la gimnasia hipopresiva y cuáles sus beneficios

La gimnasia hipopresiva trabaja la zona del abdomen por medio de la técnica respiratoria apnea. Es decir, implica la apertura de las costillas al respirar para ejercer una hipopresión en la cavidad abdominal y pélvica, la cual se ha de mantener durante unos segundos. Lo que esto provoca es un movimiento de succión de las vísceras y, realizado con la frecuencia y las repeticiones indicadas por los expertos, provoca una ‘reconfiguración’ de la musculatura de la zona, disminuyendo el volumen y la flacidez.

Por tanto, uno de sus principales beneficios es el estético, pues ayuda a conseguir un vientre más plano. De hecho, se trata de una técnica cada vez más habitual en mujeres durante su periodo post parto, puesto que implica una rehabilitación del suelo pélvico, devolviéndolo a parámetros previos al parto.

Esta rehabilitación del suelo pélvico también podría paliar, según algunos estudios, la incontinencia urinaria en mujeres. Y eso, a su vez, sería una ayuda para prevenir infecciones de orina, provocadas precisamente por la mencionada incontinencia. La rehabilitación de la musculatura del suelo pélvico puede fomentar también una mejora de las relaciones sexuales.

Además de estos beneficios estéticos, diferentes expertos fisioterapéutas indican otras ventajas para nuestro cuerpo, como por ejemplo la mejora de la salud de la espalda. Esto se debe gracias a que en determinados ejercicios se produce una leve tracción de los discos intervertebrales.

No obstante, hay que dejar bien claro que no todo el mundo puede practicar la gimnasia hipopresiva. Por ejemplo, y por razones evidentes, las mujeres embarazadas han de abstenerse de realizar estos ejercicios. Lo mismo ocurre con las personas que sufran de hipertensión, puesto que las apneas respiratorias pueden ser totalmente contraproducentes. En este último caso, se recomienda consultar a un médico especialista la conveniencia o no de llevar a cabo estos ejercicios.

¿Qué se necesita para realizar estos ejercicios?

Para practicar la gimnasia hipopresiva no necesitarás ni mucho espacio ni un gran despliegue de medios. La puedes realizar perfectamente en casa, o bien en la consulta de tu fisioterapéuta especializado.

Muchos de los ejercicios se realizan directamente sobre el suelo, por lo que será imprescindible contar con una buena esterilla que haga más cómoda tu postura. En otros casos, el ejercicio se realiza sobre una camilla, sobre todo si requiere de la intervención de un fisioterapéuta o monitor. No obstante, no todos los ejercicios se ejecutan en posición horizontal, sino que otros se realizan de pie, para lo cual no se necesita ningún elemento de mobiliario especial.

En cuanto a los accesorios, algunos ejercicios se realizan con bandas elásticas de gimnasio, aunque lo habitual es realizarlos sin objetos adicionales, simplemente variando la postura y manteniendo la apnea espiratoria.

En consecuencia, la ropa para esta gimnasia tampoco ha de ser especial. La mayoría de prendas usadas en el fitness son compatibles, pero con una importante salvedad: has de utilizar prendas que dejen tu vientre al aire, que no ejerzan presión externa sobre él. Por ello, lo habitual en mujeres es vestir tops, mientras que los hombres suelen dejar su torso desnudo.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment