Hidratación en el deporte: aspectos a tener en cuenta

La hidratación en el deporte es una cuestión muy importante. No solo para lograr un mayor rendimiento, sino también para evitar sustos o situaciones indeseadas a la hora de practicar ejercicio. A continuación te contamos por qué hay que prestarle especial atención y cómo hay que hidratarse en un contexto deportivo.

hidratacion en el deporte

Por qué es importante la hidratación en el deporte

Al practicar deporte, la pérdida de agua se acelera enormemente debido a la sudoración, que es un mecanismo para regular la temperatura corporal. En función de la actividad, se puede perder entre 1,5 y 3 litros, por lo que si ese déficit no se repone, el cuerpo estará expuesto a un riesgo de aumento de calor corporal.

Por otro lado, si no hay una buena hidratación, el rendimiento se verá mermado, pues la sensación de esfuerzo será mucho mayor durante el ejercicio, y de agotamiento tras su conclusión. Además, está también asociado a los calambres musculares. Y por supuesto, sin una correcta administración de agua, el organismo puede experimentar otros síntomas asociados a la deshidratación, como el dolor de cabeza o el mareo.

Especial atención hay que prestar a los días calurosos, pues aceleran la sudoración y, por tanto, la potencial deshidratación. Si vas a realizar una actividad deportiva en un día o una franja horaria especialmente calurosa, no olvides tener siempre cerca un poco de agua.

Cuándo y cómo hay que hidratarse

Lo ideal para llevar a cabo una correcta hidratación en el deporte sería ponerla en práctica antes, durante y después de la actividad. En primer lugar, debemos estar seguros de iniciar el ejercicio con unos adecuados valores de hidratación. Para ello, es aconsejable beber algo de agua antes de comenzar, pero nunca grandes cantidades, pues la sensación de pesadez en el estómago perjudica el rendimiento y puede suponer un problema de salud. Por otro lado, una pequeña dosis de agua es útil para adelantarse al síntoma que nos avisa de que la hidratación no es la correcta: la sed. Aunque su aparición es normal cuando se realiza una actividad de gran exigencia, no lo es tanto cuando esta se produce al comienzo de la sesión.

En el deporte también hay que prestar atención a la hidratación durante el ejercicio. Hay algunos deportes que, por su desarrollo, no facilitan pausas para beber agua. Es el caso del ciclismo o el running. En esos casos, se ha de ingerir agua en pequeñas cantidades, pues el organismo lo asimila mejor así. Las formas más habituales de lograr este objetivo son los bidones ergonómicos para bicicletas o las nuevas mochilas de hidratación, que llevan incorporada una bolsa y un tubo hasta la boca. Estas últimas son también muy útiles para practicar trekking.

Por último, otra fase en la que hay que procurarse una buena hidratación es la posterior del ejercicio, pues nuestro cuerpo no termina de sudar al parar y la pérdida de agua se acrecienta. En estos casos, las bebidas isotónicas son también grandes aliadas puesto que al sudar, nuestro organismo expulsa sales minerales, que podemos recuperar con estas llamadas ‘bebidas de deportistas’.

En Décimas tenemos algunos productos que te pueden ayudar con la hidratación en el deporte. Especialmente, una gran variedad de botellas y bidones de agua, que puedes llevar en tu mochila cuando más lo necesites. Unas botellas que, gracias a su diseño ergonómico, se pueden enganchar a una mochila por medio de sus argollas. Sus diseños y materiales actuales permiten mantener la temperatura del agua y facilitan la acción misma de beber. En nuestra tienda de deporte online Décimas encontrarás una gran variedad de modelos en botellas de agua, que se adaptarán no solo a tus gustos sino también a tus necesidades hídricas.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment