Técnicas para correr en la actualidad

Cuando salimos a correr muchos de nosotros nos olvidamos de un aspecto tan importante como las técnicas para correr, ya que al tratarse de un gesto innato y natural lo damos por sentado, y apenas le prestamos atención. Pero es ahí donde está nuestro gran error. Una buena técnica nos permitirá incrementar nuestro rendimiento, e incluso evitar lesiones como la periostitis o la tendinitis, entre otras.

Las técnicas para correr tienen un objetivo muy claro: ahorrar energía y conseguir la máxima eficiencia mecánica (correr más rápido con el menor esfuerzo).  Por lo tanto, es recomendable que en los entrenamiento dirijamos parte de nuestra atención a aquellos aspectos que nos acerquen a este ideal pero sin perder de vista que cada corredor tiene un estilo propio y hay cuestiones muy difíciles de modificar y que incluso pueden no ser necesarias ni beneficiosas.

Definir nuestra técnica también dependerá de la equipación que llevemos a la hora de correr, por ello la importancia de elegir las mejores zapatillas running hombre y zapatillas running mujer.

 

running

 

Técnicas para correr. Importancia de la zancada

 

Las técnicas para correr están directamente conectadas con la zancada. Algunos expertos aconsejan aumentar la longitud de la misma, mientras que otros sugieren que la clave reside en ampliar la frecuencia. Esta hace referencia al número de pasos que damos por minuto. La amplitud o longitud se corresponde con la distancia que recorremos con cada paso.

A una zancada más larga, una menor frecuencia. Ello no supone que vayamos a correr más rápido. Lo único que implica es que tenemos que dar menos pasos para recorrer una determinada distancia. Se detecta rápidamente, ya que nos desplazamos con la sensación de ir dando pequeños saltos, que resultan muy poco efectivos. Así, la zancada larga y pesada conlleva a una mayor tensión en nuestras articulaciones y en nuestros músculos. Todo ello deriva en unas técnicas para correr más intensas. En cambio, si tenemos piernas fuertes que nos permitan mantener el ritmo, correremos más rápido, pero el impacto que sufrirán nuestras piernas  también crecerá. El resultado es que habrá más riesgo de sobrecarga muscular y lesiones.

Si nos decidimos por una frecuencia más alta, la zancada será más corta. De esta forma decrece el tiempo de contacto con el terreno. Tal circunstancia dará lugar a que tanto las articulaciones como los músculos tengan una tensión muscular menor. Nuestro ritmo será más cómodo, y nuestra carrera menos traumática para nuestro organismo. Al comenzar con el running, lo mejor es hacer la zancada corta, ya que hacerla más larga nos requerirá tener mucha fuerza en las piernas. Así, podremos correr de forma más cómoda y ágil. Eso sí, si queremos ir rápido tendremos que dar muchos pasos. El lado positivo es que se potenciarán en las técnicas para correr la capacidad aeróbica.

 

running

 

Diferentes técnicas para correr

Las técnicas para correr pueden ayudarnos a saber si alguien va más rápido o más lento. Y esto es así porque existen dos técnicas diferentes: la circular para correr rápido y la pendular para no irlo tanto. Desde aquí os lo explicamos con detalles:

  • Técnica circular: Caracterizado por un movimiento más o menos circular que describe el tobillo (o el pie) mientras este se encuentra en el aire. El pie se despega del suelo con la rodilla y el tobillo en la máxima extensión y asciende a consecuencia de que la cadera y la rodilla se flexionan. Durante este movimiento, el pie pasa cercano a la altura de la rodilla que se encuentra más próxima al suelo y desciende hasta encontrar el suelo de nuevo. El momento antes de tocar el suelo, el pie empieza a retroceder un poco para acoplarse al suelo sin producirse el movimiento de tijera entre pie y suelo: el suelo hacia atrás, el pie hacia delante.
  • Técnica pendular: La más peculiar de todas las técnicas para correr. El pie y todo el miembro inferior trabajan como un péndulo. Cuando el pie se encuentra en el aire, la rodilla casi ni se flexiona y el pie vuelve al inicio del paso cercano a los mismos puntos que pasó cuando estaba en contacto con el suelo. El tobillo dibuja una especie de media luna acostada. Esta técnica la vemos más comúnmente en ritmos de carrera bajos y en runners maratonianos o ultrarunners, pero también se caracteriza por ser muy económica. Llevar las rodillas altas, característico de la técnica circular, permite correr más rápido pero desgasta mucho.

 

 Consejos para mejorar las técnicas para correr

  • Mira hacia adelante y alíneate con tus pies. Para ello, mantener la barbilla alta y la vista al frente. Sin mirar al suelo, para no obstruir las vías respiratorias y focalizar el objetivo mejor. El cuello recto y fuerte pero sin tensión excesiva. Debemos evitar que esta tensión se vaya a los hombros, un problema muy común entre los corredores.
  • Mantén tus hombros relajados y balancea tus brazos hacia el pecho y la cadera. En todo momento, este movimiento te debe de ayudar a avanzar, así que no dejes los brazos abiertos como si fueran alas. Esto hará que malgastes energía.
  • Si centras la pisada en los dedos de los pies, sobrecargarás los gemelos. Es el antepié lo que debe aterrizar primero. Una ligera flexión de la rodilla en la recepción, reduce el impacto en nuestras articulaciones.
  • Mantén el cuerpo alineado. Hacia el final de la zancada, tu pie debe estar en línea con el suelo, detrás de la rodilla, que a su vez, tiene que estar debajo de la cadera. Para conseguirlo debes inclinarte un poco hacia adelante, de manera que tu movimiento se volverá más efectivo.
  • Relaja tus puños. Mantén las manos sueltas. Si aprietas los puños haces que los músculos se contraigan y malgastemos energía.
  • Vigila como levantas las rodillas. Si las levantas demasiado, provocarás de nuevo que impactes en el suelo con el talón ya que no tienes tiempo suficiente para llevar tu pie por detrás de tu centro de gravedad. El caso contrario, si no las levantas lo suficiente, las piernas estarán rígidas.

 

Para terminar, recuerda…Dolerá más el arrepentimiento de no haber salido a correr, que tus piernas de haber corrido. ¡No lo dudes, corre hoy!
Be Sociable, Share!
Etiquetas: , ,

Leave a Comment