¿Qué es el entrenamiento espartano?

Solo invocar al ejército de Esparta, ciudad estado de la Antigua Grecia, ya es sinónimo de fuerza, disciplina y resistencia. Por ello, un entrenamiento espartano no lleva a equívocos: son las rutinas de ejercicios más exigentes de la actualidad, que a menudo sirven de preparación para correr las llamadas Spartan Race, carreras de running con todo tipo de obstáculos. Por ello, en este artículo te vamos a dar algunas pautas para someterte a este exigente entrenamiento, aunque cada trainer podrá aplicarlo con su propio estilo. En cualquier caso, un reto solo apto para súper mujeres y súper hombres. ¿Es ese tu caso?

entrenamiento espartano

Máxima intensidad en el entrenamiento espartano

Para empezar, el entrenamiento espartano debe ser intenso. Sea cual sea la rutina, se debe dar el 100%, huyendo de las ‘zonas de confort’ que a menudo se encuentran en disciplinas como la carrera continua. De ahí que los descansos también adquieran una gran importancia, pues son el único y verdadero momento en el que se puede tomar algo de aliento.

Combinación de ejercicios aeróbicos y anaeróbicos

Como decíamos, las Spartan Race son carreras de obstáculos. Por tanto, lo ideal es prepararse con ejercicios aeróbicos (más orientados a la parte de carrera) y anaeróbicos (con la vista puesta en la superación de obstáculos). A continuación indicamos algunos ejercicios útiles.

Ejercicios interesantes para un entrenamiento esparatano

  • Carreras con fuerte desnivel: pensadas para aumentar la resistencia y la fuerza del tren inferior, y entran dentro de la que hemos llamado ‘parte aeróbica’
  • Series de sprints: tendentes a mejorar la fuerza y la capacidad de reacción o cambios de ritmo
  • Ejercicios de equilibrio, especialmente cuando tu cuerpo ya está fatigado, pues es la clave para superar determinados obstáculos en carrera
  • Burpees y similares: de tipo anaeróbico, uno de los ejercicios básicos en estas disciplinas. Algunos lo denominan ‘soldadito’ y con él se trabaja la resistencia, la capacidad cardiovascular y la coordinación, con la flexión de brazos, de piernas y salto final. También son válidas las sentadillas, los abdominales y similares
  • Ejercicios con elementos poco convencionales: aunque se pueden utilizar pesas o elementos clásicos presentes en el gimnasio, como máquinas de musculación, el entrenamiento espartano también se presta al uso de otros objetos poco convencionales. Desde sacos de arena a grandes rocas, pasando por cadenas, neumáticos y demás

Entrenamiento para la mente

Por último, una mención a un aspecto fundamental en este tipo de disciplinas: la mente. Aunque la condición física sea buena y suficiente para afrontar esfuerzos de este tipo, la parte psicológica debe acompañar sí o sí. El atleta debe estar convencido de que puede afrontarlo y, sobre todo, debe ser capaz de resisitir el esfuerzo en situaciones críticas de cansancio o dolor. Y para entrenar esta parte, las opciones son muy variadas: desde técnicas de automotivación en carrera a otras más espirituales, en busca del equilibrio interior, pasando por la programación de metas personales y muchas más.

Ahora que ya conoces mejor algunas claves del entrenamiento espartano, ¿crees que podrás afrontar un reto tan importante?

 

Be Sociable, Share!
Etiquetas: ,

Leave a Comment