Para ponerme en forma, ¿qué es mejor: correr o caminar?

Hay un eterno dilema que no cuenta con una respuesta rápida: ¿qué es mejor: correr o caminar? Quizás esta pregunta te ronde la cabeza porque estés pensando seriamente en ponerte en forma y hayas decidido escoger una de estas dos actividades. Ambas disciplinas son beneficiosas tanto para nuestro cuerpo como para nuestra salud, simplemente porque se trata de ejercicio físico. Eso sí, en aras de tomar la mejor decisión, es indispensable que conozcas los pros y contras de cada opción. Luego, ¡tú eliges!

Que es mejor correr o caminar

Caminar es mejor si…

La Fundación Española del Corazón lo tiene claro: andar es mejor que correr. Conocido de un tiempo a esta parte como power walking, es una actividad que ofrece numerosos beneficios. Se trata de una disciplina que mantiene a raya el colesterol, reduce la tensión arterial, controla los niveles de azúcar, contribuye a la quema de calorías y favorece el sistema inmunológico. Pero, además, si lo practicas con cierta intensidad, te ayudará a tonificar las piernas y los glúteos. Para que te hagas una idea, caminando a velocidad moderada (en torno a 5 km/h), puedes llegar a perder alrededor de 300 calorías por hora.

Entonces, apuesta por el power walking si:

  • Nunca has hecho ejercicio y no estás en buena forma física
  • Padeces sobrepeso
  • Tienes alguna lesión en las rodillas (pues caminar supone un menor impacto en comparación con el running)
  • Te apetece aparcar el sedentarismo poco a poco
  • Prefieres ejercitarte al aire libre que en un gimnasio

Correr es mejor si…

Los beneficios del running están de sobra demostrados. No solo favorece la función cardiovascular, sino que, como el power walking, también aleja el riesgo de sufrir diabetes o hipertensión. Como inconveniente, podríamos señalar que es una actividad de cierto impacto, por lo que si padeces alguna lesión en las rodillas o articulaciones, es posible que no sea la más conveniente.

Sin embargo, no cabe duda de que correr es un ejercicio mucho más intenso que caminar, por lo que la quema de calorías es mayor. En términos generales, podemos decir que 5 minutos de running equivalen a alrededor de 15 minutos de caminata. Por esta razón, es una disciplina recomendada para los jóvenes y para quienes gocen de buena condición física. Aquí te dejamos algunos consejos para aprender a correr adecuadamente.

En el dilema sobre qué es mejor: correr o caminar, acertarás optando por la primera opción si:

  • Estás buscando realizar un ejercicio a cierta intensidad y más vigorosa
  • Llevas varios años practicando deporte
  • Te apetecería obtener resultados a corto plazo. Por ejemplo, si quieres perder peso más rápido.
  • Eres de los que prefieren hacer ejercicio en solitario y al aire libre
  • No tienes mucho tiempo libre para ir al gimnasio

Entonces, si te estás preguntando qué es mejor: correr o caminar, al final todo dependerá del tiempo del que dispongas. Como comentábamos unas líneas más arriba, para quemar las calorías equivalentes a 25 minutos de running, deberás salir a andar más de hora y media.

En cualquier caso, lo ideal seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), independientemente del ejercicio escogido. Este organismo hace hincapié en la necesidad de dedicar al menos 150 minutos a la semana a una actividad física. Por supuesto, es fundamental en este punto que apuestes por el vestuario deportivo apropiado. Especialmente, considera la idoneidad de las zapatillas de deporte, pues estas se encargarán de proporcionarte la estabilidad y amortiguación que precisas en tus sesiones. En Décimas, disponemos de un buen número de modelos para que ¡batas el récord de la OMS!

Be Sociable, Share!

This post is also available in: Portugués, Portugal

Leave a Comment