Quiero bajar de peso, ¿qué debo y qué no debo hacer?

“Quiero bajar de peso”. Si te has formulado esta frase, entonces tienes un interesante reto ante ti, una oportunidad para mejorar tu figura y conseguir beneficios estéticos, psicológicos y, más importante aún, de salud. Debido a que cada organismo es un mundo y ha de ser tratado de manera individualizada, te recomendamos acudir a tu médico, a un nutricionista profesional o a un entrenador personal con experiencia en reducción de peso. Por nuestra parte, nos limitamos a darte algunos consejos sobre qué debes cuidar y qué errores debes evitar en este proceso.

quiero bajar peso

Quiero bajar de peso: ¿qué debo hacer?

Con tu frase de ‘quiero bajar de peso’ has dado un paso muy importante: darte cuenta de que no estás en tu mejor forma. Pero es solo el primer paso de un largo recorrido, que te llevará hasta tu peso ideal. Y ese es precisamente el siguiente: calcularlo con la sencilla fórmula: peso dividido por estatura (expresada en metros al cuadrado). El resultado, expresado en forma de Índice de Masa Corporal, ha de estar entre 18 y 25 kg/m2. Y la diferencia entre tu peso actual y el ideal es lo que deberías perder, pero márcatelo como objetivo en un plazo de tiempo realista y sin poner en riesgo tu salud. Consulta a un especialista si tienes dudas.

Tras el cálculo inicial, puedes empezar a elegir el deporte adecuado, teniendo en cuenta tus capacidades y gustos. También has de saber que hay deportes que queman más calorías que otros. Los que más queman son saltar a la comba, el running, el remo, el ciclismo y el aerobic.

A renglón seguido, comprueba si tienes el equipamiento adecuado para practicarlo. Y si no, hazte con él: en Décimas puedes encontrar las prendas perfectas para ello, incluyendo el calzado. Camisetas técnicas y transpirables, mallas, chubasqueros…

Otro consejo a seguir es tener fuerza mental: interioriza que al principio será duro, pero que valdrá la pena. De hecho, empezarás a ver resultados al poco tiempo, pues el ritmo de pérdida de peso suele ser más rápido al principio. Haz un seguimiento de tu evolución, pero sin obsesionarte.

Por último, cuando hayas alcanzado una figura satisfactoria y no necesites decir aquello de ‘quiero bajar de peso’, debes saber que tu reto no ha acabado ahí. Has de concebir este viaje hacia el adelgazamiento no como un camino con punto y final, sino como una oportunidad para llevar una vida más saludable en la que el deporte ha de estar presente. De lo contrario, se corre el riesgo de entrar en un efecto rebote.

Quiero bajar de peso: ¿qué no debo hacer?

No basta con decir: “como quiero bajar de peso, hago ejercicio y ya está”. El deporte es muy importante, pero no lo es todo en un programa de adelgazamiento. La alimentación es también fundamental, por lo que has de cuidar todas tus comidas sin caer en el error de ingerir más alimentos o de menor calidad por el mero hecho de estar quemando calorías a través del deporte.

Especial atención merece la llamada ‘ventana metabólica’, que no es ningún milagro. Con este concepto se conoce a la ingesta de nutrientes inmediatamente después de hacer ejercicio. Y aunque es cierto que el organismo demanda entonces una mayor carga de nutrientes, conviene no saturarlo, evitando sobre todo la comida ultra procesada y de baja calidad.

También deberás evitar que tu organismo se adapte al esfuerzo: aunque es natural adquirir una mayor resistencia, conviene variar los ejercicios, las rutinas y las intensidades para evitar que el organismo se acostumbre al esfuerzo y no reduzca su necesidad de quemar grasa.

Si haces de esa manera, tu frase  ‘quiero bajar peso’ será la primera piedra de tu nueva rutina diaria, mucho más saludable.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment