Saltar a la comba para adelgazar: ventajas y ejercicios

Saltar a la comba para adelgazar es una decisión llena de ventajas, como veremos en las siguientes líneas. Hace ya mucho tiempo que dejó de considerarse un simple juego y pasó a convertirse en un ejercicio habitual entre los aficionados al fitness, especialmente entre aquellos que desean perder peso de una forma rápida y sencilla. Sin duda, un accesorio que te sorprenderá por su efectividad.

salto con comba

Ventajas de saltar a la comba para adelgazar

Una de las grandes ventajas de saltar a la comba para adelgazar es su bajo coste: ¡algunas cuestan menos de 5€! Su composición es muy simple, ya sea la clásica cuerda o de otra revestida de material sintético, y los modelos básicos pueden incluso prescindir de mango. Otros modelos, en cambio, usan mangos con regulador para adaptarlo a la altura de cada usuario.

Entre las ventajas de saltar a la comba para adelgazar está también el poco espacio que se requiere para ello: puede ser interior o exterior, desde un parque al salón de tu propia casa. También cabe citar la facilidad del movimiento que implica, pues hasta los más pequeños aprenden a saltar en su infancia.

Además, es un ejercicio de mayor intensidad que otros realizados habitualmente para adelgazar. Por ejemplo, el running: 15 minutos de salto equivalen a 30 minutos de carrera continua normal, aproximadamente.

Y en cuanto a las ventajas físicas, saltar a la comba es un ejercicio bastante completo. De hecho, hay modelos sofisticados que añaden lastre a los mangos para ejercitar también los brazos, tonificando el tren superior y el tren inferior de esta manera. Además, es una buena forma de ejercitar el corazón y de trabajar el equilibrio. Tan solo tendrás que tener cuidado al realizar esta actividad si tienes problemas de cadera o en las articulaciones inferiores, pues lógicamente se trata de una actividad de impacto.

Rutina de ejercicios de comba

Para completar una buena sesión de saltos con cuerda con el fin de adelgazar, puedes realizar una rutina basada en las siguientes propuestas hasta completar un entrenamiento de 20 minutos para quemar más de 200 calorías, aunque puedes acortar o alargar según tus posibilidades.

  • Salto de relajación: es ideal para comenzar la sesión, para posteriormente aumentar la intensidad. Es el llamado salto con rebote, en el que se salta primero con el pie izquierdo y después con el derecho, cuando llega la siguiente ocasión. El pie que no realiza el movimiento de salto debe solo sortear la cuerda
  • Salto normal con los dos pies juntos. Requiere de mayor esfuerzo porque no hay pie que descansa en ningún salto
  • Full twister: se trata de un salto similar al anterior, con la diferencia de que la cadera pivota hacia derecha e izquierda alternativamente, de modo que el ejercicio es más completo e intenso
  • Saltos con piernas juntas y separadas alternativamente, lo cual hace más amplio el movimiento aeróbico
  • Salto de carrera: otro ejercicio de gran intensidad, pero en este caso porque requiere la elevación máxima de las rodillas en cada salto, con las piernas juntas
  • Salto en carrera, con un movimiento similar al de relajación, pero desplazándote por la sala

En cuanto a la indumentaria necesaria, a la hora saltar a la comba para adelgazar no hay requerimientos demasiado especiales: bastará con llevar ropa cómoda, aunque es recomendable que la camiseta sea transpirable, pues notarás que el cuerpo rompe a sudar con facilidad. Eso sí: tendrás que elegir unas buenas zapatillas, sobre todo en lo que respecta a la amortiguación, pues el impacto del aterrizaje puede castigar tus plantas, tus tobillos, tus rodillas y tus caderas si usas un calzado con suela demasiado rígida.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment