Tipos de pisada de un corredor

Seguro que lo habrás escuchado muchas veces. Y puede que te lo hayan preguntado en alguna ocasión: ¿eres pronador o supinador? Se ha convertido en una de las preguntas más habituales entre los runners. Pero si, en tu caso, aún no tienes respuesta para esa pregunta, toma nota de este artículo en el que te explicamos los tipos de pisada que existen, pues influyen a la hora de elegir la zapatilla.

Tipos de pisada

Tipos de pisada en los corredores

De forma general, existen tres tipos de pisada:

  • Pronación neutral: es la más habitual y, también, la ‘correcta’, pues el pie entra en contacto con el suelo desde la cara exterior del talón para después rotar levemente hacia dentro (movimiento que recibe el nombre de pronación), evitando que se produzca un impacto brusco contra el suelo. A quienes tienen este tipo de pisada se les conoce como ‘pronadores neutrales’. Suelen tener un arco normal en la planta del pie.
  • Supinación: el talón entra en contacto con el suelo sin la ‘amortiguación natural’ de la pronación, generando un impacto brusco que se transmite a la parte inferior de la pierna. A este tipo de corredores se les conoce como ‘supinadores’. El arco de su planta del pie es alto.
  • Sobrepronación: en este caso, sí hay pronación… pero tan excesiva que puede llegar a ser perjudicial, pues se carga en exceso el interior del talón y no se reparte el esfuerzo hacia el metatarso, haciendo que los dedos pulgar e índice sufran en exceso, entre otras consecuencias. Quiénes corren así reciben el nombre de ‘sobrepronadores’. Se asocia a arcos bajos o pies planos.

Cómo saber tu tipo de pisada

Por supuesto, quienes mejor entienden de tipos de pisada son los fisioterapeutas y los podólogos. Puedes acudir a consulta con ellos si notas problemas derivados de tu ejercicio deportivo.

No obstante, también existen formas ‘caseras’ para descubrir si eres pronador neutral, supinador o sobrepronador. Por ejemplo, puedes grabarte en vídeo, con una toma frontal o trasera, mientras corres en una cinta estática. Tras ello, deberás visionar las imágenes, ralentizándolas y analizando con detenimiento cómo impacta tu pie en cada pisada.

Otro truco es analizar el patrón de desgaste de tus zapatillas running. De forma general, los supinadores desgastan primero la parte exterior de la suela, inclinándose hacia afuera si se colocan sobre una superficie plana. En contraposición a ello, la suela de las zapatillas de los sobrepronadores experimentan mayor desgaste en la zona interior, inclinándose hacia adentro si se colocan sobre una superficie plana. Dicha inclinación será imperceptible en el caso de los corredores neutrales.

Además, si quieres detectar cómo es el arco de tu planta del pie, puedes humedecerla en un cubo con agua y luego pisar en un papel de periódico. De esta manera quedará impresa la forma de dicho arco.

En qué influyen los tipos de pisada

Los tipos de pisada marcan la zapatilla que ha de calzarse, principalmente para evitar lesiones. Estos son algunos aspectos a tener en cuenta:

  • Los pronadores neutrales admiten un rango amplio de modelos, aunque no son inmunes a las lesiones, lógicamente.
  • Los supinadores han de recurrir a zapatillas con gran amortiguación, especialmente en la entresuela y el talón, que haga menos brusco el impacto del pie con el suelo. Son más sensibles a la fascitis plantar y carga en los tobillos. La amortiguación con gel puede ser una buena opción.
  • Los sobrepronadores deberían optar por modelos con estabilización, especialmente en la parte media y trasera, así como una amortiguación estructurada y no solo centrada en la parte del talón. También son tendentes a la fascitis plantar, así como a juanetes y espolones calcáneos.
Be Sociable, Share!

1 comentario

Leave a Comment