Tonificar el cuerpo de hombre

Varios son los caminos que se pueden seguir para tener un ‘cuerpo 10’. Unos más largos y constantes, otros más cortos, con atajos. Por supuesto, nosotros apostamos por el método basado en el deporte y en una dieta adecuada para tus objetivos. Con esas premisas, aquí te damos algunos consejos sobre cómo tonificar un cuerpo de hombre, sea cual sea tu casilla de salida.

tonificar el cuerpo de hombre

Qué es tonificar un cuerpo de hombre

Antes de nada, una breve aclaración: tonificar un cuerpo de hombre no es sinónimo de lograr un cuerpo de culturista. No tiene por qué entenderse como una forma de estar más musculado y ‘cachas’. Significa en realidad tener la musculatura correcta, las líneas de la silueta bien definidas, sin flacidez. En definitiva, conseguir que la base muscular tenga una naturaleza más dura y rígida en estado de reposo.

Premisas básicas

No hay un programa básico de actividades para tonificar un cuerpo de hombre. En realidad, convendría analizar cada caso, pues puede haber partes del cuerpo más tonificadas que otras desde el comienzo. En cualquier caso, podemos dividir las tareas en dos grandes grupos:

  • Aquellos que tienen sobrepeso: en estos casos, uno de los objetivos es perder peso. Para ello, tendrán importancia los ejercicios cardiovasculares y aeróbicos, destinados a quemar grasas. Además, deberán ir acompañados de una dieta hipocalórica. Gradualmente se irán introduciendo ejercicios de fuerza para la tonificación.
  • Aquellos que están bajos de peso, pero con flacidez muscular: en estos casos, se han de trabajar más ampliamente las rutinas de fuerza, al mismo tiempo que se lleva una dieta rica en proteínas. El objetivo es ganar masa, pero de forma progresiva y natural

Deportes recomendados para la tonificación

Una opción es empezar a practicar deportes completos, en los que se trabajen todas las partes del cuerpo. En este sentido, el comodín es la natación, con especial incidencia en brazos y espalda. Algo similar ocurre con el remo, una disciplina que implica al tren superior y al tren inferior en su desarrollo.

En cambio, si el trabajo va orientado a tonificar algunas zonas concretas, hay unos deportes más adecuados que otros. Por ejemplo, para trabajar piernas, el running, el ciclismo o el spinning están entre los más recomendables. Si se busca un trabajo específico en brazos, se puede optar por el baloncesto y el balonmano, aunque sus frutos no llegarán de un día para otro. Y para tonificar el busto, las rutinas de gimnasio y el crossfit pueden ser disciplinas interesantes.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment