Ventajas y desventajas de correr en cinta

Las cintas para correr son las máquinas de cardio más codiciadas en los gimnasios. Y es que seguro que te has fijado en la cantidad de personas que van a correr en cinta.  ¿Qué ventajas y desventajas tienen respecto a correr en asfalto o en tierra?

No solo se va a correr en cinta, también son usadas para caminar, sobre todo para personas de más avanzada edad o que por algún tipo de lesión no pueden realizar running. Lo cierto es que correr es el deporte estrella para objetivos de pérdida o control de peso. Por ello son las máquinas más usadas en el gimnasio junto a la elíptica o la bicicleta, e incluso es una máquina cada vez más habitual en los hogares.

Seas de cinta o de asfalto, recuerda que lo más importante es el calzado. Unas buenas zapatillas running de hombre o zapatillas running de mujer son igualmente importantes en ambas modalidades.

 

Ventajas y desventajas de correr en cinta

Diferencias al correr en cinta

Antes de nada, vamos a hacer referencia a algunas cuestiones que influyen en la técnica cuando se trata de correr en cinta. Correr en cinta o correr en la calle no es lo mismo para nuestro cuerpo.

En primer lugar, no resistencia al viento. Aunque en ocasiones no lo parezca, el viento nos frena o nos empuja más de lo que imaginamos. De hecho, te retamos a cronometrar un kilómetro con el viento de frente y luego a la inversa… ¡te sorprenderá! Al correr en cinta este efecto se elimina.

En segundo lugar, correr en cinta evita que nos enfrentemos a las irregularidades del terreno. Inconscientemente cuando corremos en asfalto, y sobre todo en tierra, vamos muy atentos al terreno, a nuestra pisada y estamos más pendientes a mantener el equilibrio. La postura que mantenemos y las distracciones también son completamente distintas.

Todas las anteriores diferencias condicionan la intensidad, la quema de calorías e incluso la motivación en el entrenamiento.

Una vez que hemos caído en la cuenta de las diferencias entre correr en la calle y correr en cinta, es bastante intuitivo conocer cuáles pueden ser las ventajas y desventajas de correr en cinta. A continuación, te las detallamos.

Desventajas de correr en cinta

zapatillas para correr en cintaAlgunas de las principales desventajas de correr en cinta son:

  • Quemamos menos calorías y trabajamos menos nuestro cuerpo. El impulso que provoca el desplazamiento de la cinta al lado contrario a nuestro paso impulsa nuestra zancada. Por ello, no trabajamos tan duro como al aire libre. De hecho, es común que personas que hacen buenos tiempos en cintas de correr y entrenamientos largos cuando intentan hacer lo mismo al aire libre se llevan una sorpresa nada agradable. Las irregularidades del terreno y los cambios de rasante o escalones y obstáculos también suponen un importe plus de esfuerzo para nuestros entrenamientos. Correr en cinta te quita este plus
  • No da una visión realista de nuestra resistencia. Si estás preparándote para una carrera o maratón, no disponer de los efectos del clima (viento, temperatura, etc) hace que perdonamos una visión realista de nuestra resistencia
  • Menos motivación. Ser conscientes de la distancia que hemos corrido e ir atravesando paisajes distintos o evitando obsctáculos del terreno nos motiva. Correr en cinta puede volverse muy monótono.
  • La zancada y el movimiento de los brazos queda limitado al correr en cinta.
  • El movimiento inverso de la cinta de correr puede favorecer ciertas lesiones en espalda o cadera al tomar una posición determinada al correr. Y es que algunos músculos y ligamentos se relajan debido a este desplazamiento artificial del suelo.

Estas desventajas no quieren decir que correr en cinta sea perjudicial. Simplemente debemos tener en cuenta nuestro cuerpo y nuestro gusto, y no abusar de la cinta. Según algunos expertos runners, media hora no es perjudicial, ¡y siempre será mejor que quedarse quieto en el sofá!

Ventajas de correr en cinta

Correr en cinta también tiene ventajas:

  • El clima no será una excusa. Sobre todo en invierno o en verano ante olas de calor, muchos nos quedamos en casa porque estar en la calle se vuelve una odisea. ¡Si corremos en cinta sortearemos las excusas! Además, tenerla en casa nos ahorra incluso desplazamiento al gimnasio, lo que para los más faltos de tiempo es una gran ventaja.
  • Es mucho más seguro correr en cinta que en la calle. Sin tráfico, peatones e incluso el propio terreno que puede hacer que tropecemos no son un peligro para el runner.
  • Se evitan ciertas lesiones por sobrecarga que sufrimos debido a la dureza de algunos terrenos, de la inclinación y los desniveles.
  • Las cintas están provistas de muchísimas métricas como pulsaciones, distancia, tiempo… aunque lo cierto es que cada vez más disponemos de gadgets para correr que nos dan los mismos datos.
  • Correr en cinta puede ser una buena manera de iniciarnos y de mejorar la técnica de la zancada llegados a un punto más profesional.

 

Como ves, no existe una respuesta 100% correcta a la pregunta de si es mejor correr en cinta… pero una cosa es seguro, ¡hacer ejercicio es la mejor opción! Por ello, si te gusta correr en cinta o lo haces habitualmente solo debes tener en cuenta que abusar nunca es bueno.

 

Márcate un objetivo… ¡y a por él!

Tienda deporte Décimas
Be Sociable, Share!

Leave a Comment