Shop By
Precio
  1. 19
    110

BOTAS DE MONTAÑA MUJER

Disfrutar de las actividades al aire libre como el montañismo, senderismo o trekking es una de las mejores formas de entrar en contacto con la naturaleza a la vez que se realiza ejercicio. Tanto para profesionales como para escapadas de fin de semana necesitas unas botas de montaña de mujer adecuadas que se adapten al medio.

Botas de montaña de mujer: un imprescindible

La principal característica del montañismo es el tipo de terreno por el que vamos a andar. Esto implica prestar especial atención a nuestros pies, que de no ser calzados con botas o zapatillas adecuadas pueden sufrir lesiones que llegan a derivar en dolores en otras partes del cuerpo. Y es que muchos aficionados tienen por costumbre utilizar cualquier calzado no específico en lugar de botas de montaña o zapatillas de trekking, calzado que sí asegura comodidad y evita complicaciones.

¡Las botas de montaña se vuelven un imprescindible para disfrutar de esta actividad! Su elección dependerá de la intensidad con la que se practique, puesto que no es lo mismo una caminata corta que una ruta de varios días. Además, podemos encontrar distintas temperaturas y terrenos: húmedos, secos, escarpados, con abundante vegetación… Una característica igualmente importante a la hora de la elección.

¿Cómo elijo unas botas de montaña de mujer?

Para elegir calzado de montaña, como botas o zapatillas de trekking, nos debemos fijar en algunas de las características de las zapatillas que son las que varían para adaptarse a los distintos terrenos y climas.

En primer lugar, para elegir unas botas de montaña de mujer debemos fijarnos en la suela. Siempre van a variar en el tamaño de los tacos y su disposición así como en el material, que normalmente es antideslizante. El tipo de terreno exige mayor agarre y mecanismo de la suela para expulsar barro y piedras. Para andar durante horas es muy importante que la suela amortigüe a la vez que resista las irregularidades del terreno.

En segundo lugar debemos pensar si necesitamos una caña alta o baja. La caña es la altura de la bota de montaña, es decir, hasta dónde cubre la bota el tobillo. En este sentido, cuanto más relieve tenga el terreno más sujeción se necesita, por lo que es aconsejable utilizar botas de caña alta. Unas botas de montaña de caña alta sujetan mejor el tobillo evitando torceduras. Sin embargo pesan más y son más rígidas, por lo que conviene pensar si necesitamos más libertad de movimiento o más seguridad en la pisada.

Otro aspecto fundamental es la transpirabilidad. Al pasar horas con las botas de montaña puestas es necesario disponer de la suficiente transpirabilidad como para evacuar con éxito la humedad y el sudor que se vaya acumulando. Manteniendo en el interior una temperatura óptima evitamos rozaduras y posibles ampollas en nuestros pies.

En el caso de terrenos húmedos, mojados e incluso con hielo o nieve la impermeabilidad de las botas de montaña o zapatillas trekking es un factor clave. Si se llegan a mojar nuestros pies la temperatura interior de la bota se desregula y propicia además rozaduras.

Disfruta del aire libre y la naturaleza con total comodidad y confort en tus pies. ¡Encuentra las botas de montaña de mujer que necesitas en nuestro catálogo al mejor precio!

4 Artículo(s)

4 Artículo(s)